Centro de la Cultura de Santiago

Conformada por una serie de varias obras en diferentes formatos, la exposición “Del Nacer” de Augusto Batlle, permanece abierta al público en el Centro de la Cultura de Santiago “Señorita Ercilia Pepín”, hasta el día 10 del próximo mes de noviembre, en la sala Yoryi Morel.

Augusto Batlle se confiesa un entregado a la conceptualización plástica de temas humanos relacionados con el conflicto interno, el aspecto místico de la realidad, la libertad del ser, la religiosidad, la historia, el cuestionamiento sobre el mundo y las cusas últimas, desde una dimensión filosófica.

Desde niño descubrió su sensibilidad y vocación artística, como el cauce expresivo de un universo conceptual de percepciones y emociones que plasma por medio de la forma y el color, logrando una simbiosis espontánea entre volumen y línea de perfecta armonía con la vibración del color.

“Desde pequeño dibujaba. Esto me parecía algo extraordinario ya que a través de este medio podía expresarme; además, un mundo nuevo de cómo percibir la realidad me abría sus puertas,  desde ir más allá de las pequeñas cosas hasta aspectos relevantes y sustanciales que muchos no se percatan .

La pintura se  convirtió en mi forma de vivir y entender lo que me rodea”.

Inicialmente su primera maestra fue su madre, quien dibujaba junto él.

“Ella me inspiro y despertó mi sensibilidad.    También la visita a la capital a casa de tía Mechi y Domingo Liz, tío político. Un espacio de tiempo valioso y el mejor regalo recibido; a pesar de mi corta edad en ese entonces, disfrutaba ver al tío Domingo trabajar en su obra. Ya de adolescente estaba claro con que el arte era mi camino, pues dibujaba  desde el tablero de mi butaca hasta el rostro de Duarte para las festividades patria en el Colegio De la Salle.  Así, inicié mis estudios en la Escuela de Diseño de “Altos de Chavón”, escuela donde tuve el  honor de tener profesores como: Angelo Valenzuela, Carlos Montesinos, Raúl Miyar y Marck Lineweaber “.

Autor de obras de grandes y medianos formatos, Augusto Batlle se define dentro del expresionismo abstracto, como estilo sintético que reconoce la figuración.    Sus pinturas son extremadamente equilibradas y armoniosas, una simbiosis de formas que se encuentran, y “viven” de la fuerza expresiva del color.

“El Expresionismo Abstracto” es la línea que sigo. Esta me permite  sacar o expresar libremente lo que siento o lo que percibo de la realidad: percepción , pulsión, imaginación y  todo esto que manifiesto de forma ecléctica. Predomina en mi obra el empleo de la técnica mixta”.

Deja un comentario

error: