Lincoln López

Lincoln López

En varios medios informativos internacionales ha sido analizado el resultado electoral ocurrido en Brasil desde la perspectiva de la informática, y también han ofrecido cifras al respecto reflejando el alto nivel de influencia que tiene la red social en las llamadas sociedades informatizadas. A continuación transcribo las ofrecidas por el diario español El País: A. Brasil tiene unos 147 millones de votantes, de los cuales más de 120 millones utilizan la red social (es el segundo país del mundo que más usa el WathsApp). Esto equivale a decir que 6 de cada 10 brasileños usan el WathsApp diariamente y, además, esa misma cantidad de personas consideran las mismas ciertas. De esos 120 millones el 66% comparte las noticias políticas, y de ese 66% el 90%  comparte las noticias más de 90 veces al día.

B. Durante la campaña electoral recién finalizada el WathsApp se convirtió en el principal canal de noticias frente a los medios de comunicación tradicionales (se podría analizar posteriormente las causas de ese descrédito). C. Había tres grupos de WathsApp pro-Bolsonaro que enviaban más de 1.000 mensajes diarios (un arma que ya utilizó Donald Trump en su campaña).

Esta realidad me llevó a consultar  a varios pensadores, buscando argumentos que sustenten este comportamiento social, y seleccioné uno: al filósofo y sociólogo francés Jean Francois Lyotard (1924-1998), autor del importante ensayo “El campo: El saber en las sociedades informatizadas” (La condición postmoderna. 1979) en el cual con sus explicaciones se adelanta a las funciones y características de las futuras sociedades, llamando a las nuevas la “Postmodernidad”, es decir, ésta levantada “contra el ideal de la modernidad”;. Estas nuevas sociedades, afirma el profesor Lyotard, entran en la edad llamada postindustrial  y naturalmente, esto incluye a la cultura.

¿Cuáles serían las condiciones dadas para saber que este tipo de sociedad había nacido, según anticipó hace 50 años el Dr. Lyotard? Veamos varios factores principales: La reapertura del mercado mundial, la reanudación de una competencia económica muy viva, la desaparición de la hegemonía exclusiva del capitalismo americano, el declive de la alternativa socialista, la apertura probable del mercado chino al comercio y la presencia más desarrollada de la cibernética y la informática contenida en los computadores y sus codificaciones con la afinidad entre máquinas y lenguaje, con depósitos de datos y memoria.

Todas las condiciones planteadas por el catedrático de la Sorbona, París, se han cumplido en las sociedades informatizadas de  la actualidad. Ya en el campo político ha producido resultados basados en un cambio de partido y hasta de ideología que asumirá al poder. Me refiero al caso del triunfo electoral del candidato ultraderechista de Brasil me centraré en lo informático; aclarando y recordando, sin embargo, que lo informático no constituye el único factor como lo he escrito en otros artículos de Cultura viva: Argumentaciones sobre un resultado electoral en Brasil y La rebelión de las masas en el contexto político latinoamericano.

Jean Francois Lyotard propone  en lo concerniente al ámbito del conocimiento “que la normalización, miniaturización y comercialización de los aparatos, altera el trabajo de consecución, apropiación, disponibilidad y utilización del conocimiento. Esa alteración está mejor expresada por el mismo Lyotard en el marco de una conferencia pronunciada en Barcelona, España:

“Debemos acostumbrarnos a pensar sin moldes ni criterios. Eso es el posmodernismo”. Eso explica el comportamiento de los votantes y el éxito electoral del candidato, intelectual y políticamente, irregular.

Sin moldes ni criterios, hace tiempo algunos países ya transitan por la posmodernidad.

Deja un comentario

error: