Foto cortesía de Juan Aníbal Abréu Gutiérrez

San José de Las Matas, conocido como Sajoma por sus siglas, en la provincia de Santiago, se ha convertido en uno de los municipios de mayor crecimiento en el ecoturismo, el más limpio y seguro de la República Dominicana, por lo que ahí se basa su desarrollo sostenible de los últimos años.

El avance que exhibe esta localidad es fruto de un plan de desarrollo a diez años que surgió en 2010 con la llegada a la alcaldía del municipio del joven ingeniero Jorge Luis Bisonó, quien reunió a todos los sectores para esos fines.

El plan contempló varios ejes, como el turismo sostenible, la economía, gobernanza y reforestación, áreas que fueron entregadas a diferentes instituciones, como la Cooperativa San José, para el desarrollo de la economía; al Plan Sierra, para el desarrollo del campo con la integración de las personas en el proceso de siembra de pinos y otros árboles para preservar los ríos; Acción para el Desarrollo y las iglesias se encargaron de la gobernanza.

Bisonó expresa que cuando un pueblo se une y se cuenta con las fuerzas vivas de la comunidad no hay nada imposible, por eso, el plan programado se cumplió antes de los diez años.

Tras enterarse del Plan, el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, oriundo de San José de Las Matas, llegó a la localidad y tras escuchar detalles del plan se retiró y a los 15 días regresó con el presidente Danilo Medina, en una visita sorpresa, quien se comprometió con el plan.

Narra que el mandatario se interesó y casi de inmediato envió los primeros recursos dirigidos al Ayuntamiento, pero aunque era alcalde, sugirió que el dinero fuera manejado por la Asociación para el Desarrollo, para evitar que estos fueran politizados.

Lo primero que hicieron fue capacitar a las personas de los diferentes lugares para que en el futuro los proyectos presentados fueran dirigidos por las comunidades.

Indica que antes de salir del cabildo, en 2016, se firmó un compromiso con todos los aspirantes a la alcaldía y los regidores para que la Asociación para el Desarrollo fuera la institución que maneje el proyecto, lo que se cumple al pie de la letra en los actuales momentos.

Muchos de los que hoy manejan los proyectos fueron enviados hacia el exterior a capacitarse, otros lo hicieron en el país, por eso, el desarrollo sostenible de la localidad, y cada matence cuida de los árboles y ríos como la niña de sus ojos.

“Por eso el gran cambio que exhibe hoy San José de Las Matas, se ve la armonía de un pueblo en desarrollo, mi deseo es llevar esa idea a todos los municipios del país, descubriendo el potencial que tiene cada uno”, precisa.

Municipio limpio. El proceso de educación abarcó también a los ciudadanos en general y los estudiantes en las escuelas en cuanto al manejo de los residuos sólidos, por eso al recorrer la ciudad no se observa basura en las calles y el vertedero donde se deposita los residuos sólidos es un modelo de relleno sanitario a replicar en el país.

El vertedero está cercado con malla ciclónica, con áreas separadas para plásticos, cartones y orgánica, así como un área de lavado para los recolectores, por eso es considerado el mejor en el país.

El trabajo de limpieza de este municipio es el modelo donde se sustenta el programa Dominicana Limpia, una iniciativa asumida por la Presidencia de la República a través de la Dirección General de Programas Especiales y la Liga Municipal Dominicana (LMD).

Ciudad segura. Asimismo define la ciudad como la más segura, con la tasa más baja de atracos, asaltos y violencia de la República Dominicana, debido al trabajo mancomunado de todos los sectores para cuidar su tesoro.

Cada dos semanas la Asociación para el Desarrollo se reunía con las autoridades del Ministerio Pública, la Policía Nacional y otros organismos para evaluar la situación, hacer recomendaciones y tomar medidas, lo que llevó a la localidad a elevar los niveles de seguridad que exhibe.

San José de Las Matas (Sajoma) contaba en 2010 con 38 mil habitantes, según el censo de ese año, aunque ya sobrepasa los 45 mil, situada en una superficie de 1,506 kilómetros cuadrados, el más extenso del país, colinda con San Juan de la Maguana, Santiago Rodríguez, Jánico y Santiago.

Cuenta con sus carreteras y caminos asfaltados, lo que facilita el acceso a todos los proyectos sin mayores dificultades, de ahí que miles visiten la localidad cada mes, donde reciben la brisa fresca de la Cordillera Central y el calor humano de sus habitantes.

Parques. Ariel Díaz, administrador de los tres parques turísticos: Aguas Calientes, el Temático Arroyo Hondo y Parque Acuático la Ventana, destaca que el primero depende del río Bao y se conoce por su contenido en azufre y otros minerales, a donde acuden cientos de personas cada semana en busca de sanar la piel.

Este es el lugar preferido por sus aguas calientes derramadas de una piedra, en medio del frío afluente del Bao.

En Arroyo Hondo está la primera hidroeléctrica del país, construida por Rafael Leonidas Trujillo, está compuesta por áreas infantiles, piscina, así como deportes extremo en el aire.

En el río Ámina, se encuentra el balneario La Ventana, en la comunidad de Inoa, con sus aguas cristalinas libre de contaminación.

Díaz señala que a los parques turísticos llegan cada semana cientos de personas de diferentes puntos del país, incluyendo Higüey, Barahona, Santiago, Santo Domingo, San Cristóbal, Barahona, que va en aumento a medida que corren los días.

A parte de los tres parques, existen otros como Capilla La Milagrosa, Parque Mirador el Fuerte, el letrero de entrada al municipio, La Empanada de Leonora, así como Club Hacienda Campo Verde.

Este último cuenta con río, piscina, restaurante y otros atractivos, a lo que agregó el pasado fin de semana La Primera Feria del Casabe, donde durante tres días asistieron más de cinco mil personas. El evento seguirá en lo adelante.

Por: Juan María Ram­írez / Hoy Digital

Deja un comentario

error: