El tradicional puerco en puya se oferta en calles y avenidas de San José de las Matas para Nochebuena (Foto del muro de Facebook de José – tony- Santiago)

Los dominicanos se aprestan este lunes a celebrar su tradicional cena de Nochebuena en un ambiente familiar, lleno alegría y compartir como es una costumbre los alimentos, donde gente de buena posición económica  y otros de escasos recursos disfrutan de igual manera el nacimiento del niño Jesús.

Para todo es sabido que el cerdo, frutas y golosinas son elementos fundamentales de la cena de Nochebuena que se celebra siempre en un ambiente de alegría junto a la familia.

Se recuerda que por tradición todos se reúnen en la mesa y ofrecen agradecimiento al Todopoderoso por permitir nuevamente un encuentro, lleno de paz y armonía y olvidar los problemas que se produjeron en todo el año.

La Navidad es un ambiente lleno de música, adornos de vistosos colores y un ambiente alegórico a las fiestas de pascua y de Año Nuevo.

Asimismo, las empresas organizan fiestas navideñas a sus empleados, rifan electrodomésticos, brindan comida, bebidas, música y bailes y comparten en un breve espacio que aparta la cotidianidad laboral.

En la tradicional cena de Nochebuena se preparan diferentes platos, pero lo que no falta en la mesa es el moro de gandul, cerdo y pollo horneado, ensalada rusa o verde, y por supuesto el famoso pan   «telera».

También en la mesa no pueden faltar las manzanas, uvas y peras, entre otras frutas y las golosinas.

Es tradicional que las amas de casa ofrezcan un plato de cena o almuerzo navideño a sus vecinos o al que llegue de improviso a la casa. Es una manera de simbolizar la amistad.

Durante todo el mes de diciembre hay fiestas en diferentes lugares y los dominicanos ausentes llegan al país y «encienden» la época navideña.

Este 24 de diciembre, el plato central es cerdo entero asado en puya o pierna de cerdo horneada, acompañado de pasteles en hoja, hecho con la masa de plátano que se envuelve con hojas del mismo, rellena de carne y atado con una pequeña soguita.

El pavo también tiene su lugar en la mesa y cuando los recursos económicos escasos justifican su ausencia, es sustituido por el pollo horneado.

Nelson Peralta / La Información. 

Deja un comentario

error: