El funcionario dice que hay más de 10 millones de tareas con cultivos; se trabaja en la mejora de caminos y salarios.

El ministro de Agricultura, Osmar Benítez, aseguró ayer que el país está sembrado entero de diversos rubros alimenticios, con el respaldo, promoción y auspicio de esa y otras instituciones del Gobierno.

Entrevistado en el Almuerzo Semanal de Multimedios del Caribe, el funcionario calculó que en República Dominicana están activas 10 millones 800 mil tareas y dijo que existe un programa intenso de mejoría de caminos para facilitar la actividad agrícola, incluida la parte del traslado de los frutos recolectados.

“En San Juan de la Maguana el año pasado se sembraron 120 mil tareas, hoy se sembraron 180 mil tareas de habichuelas. Son 60 mil tareas nuevas de ese producto. En Constanza se sembraron menos de 3,000 tareas de ajo. Ahora se estarán sembrando 7,000 tareas. De cebolla vamos a tener una producción excedentaria”, aseguró, en un diálogo que se extendió más de lo que posiblemente se calculó. Benítez es un conocedor del sector agropecuario, lleva años involucrado en él y no esconde el interés que le generan las conversaciones sobre esa rama de la economía. Lleva siete meses como ministro, tiempo en el cual el Ministerio de Agricultura ha hecho 1,800 kilómetros de caminos vecinales y continúa con el programa de reconstrucción en toda la geografía nacional. Sostuvo que la institución preparó casi medio millón de tareas gratis a productores pequeños, de hasta cincuenta tareas cada uno.

Benítez ha puesto en práctica –además- un sistema de gestión gerencial de agilidad de los apoyos necesarios para las oficinas regionales que tiene Agricultura y se ha enfocado en el tema de la administración de fondos locales, entre otros aspectos no menos importantes.

Informó que ha estado trabajando para lograr que todos los empleados del organismo que dirige tengan un salario mínimo de por lo menos 10 mil pesos mensuales. “Encontramos en la oficina principal que había 96 empleados ganando 7,790 pesos, incluyendo una empleada que tiene 48 años en Agricultura, percibiendo ese sueldo. Ese dinero, por supuesto, hay que buscarlo de los ahorros que podamos hacer. Y nosotros hemos ido haciendo una recomposición en la estructura institucional para liberar recursos”, sostuvo Benítez.

Acudió a la entrevista reforzado de una buena cantidad de información y de los principales funcionarios del Gabinete Agropecuario. Ellos son: Carlos Segura Fóster, administrdor general del Banco Agrícola; Casimiro Ramos, director del Fondo Especial para el Desarrollo Agropecuario (FEDA); Jorge Radhamés Zorrilla Ozuna, director general del Instituto Nacional de Estabilización de Precios (Inespre), y Claudio Jiménez, director del Mercado Dominicano de Abastos de Alimentos Agropecuarios (Mercadom). El director del Instituto Agrario Dominicano (IAD), Emilio Toribio Olivo, no pudo asistir por una causa entendible, según dijo Osmar Benítez.

El ministro resaltó que en materia de manejo operativo de una regional, uno de los instrumentos más importantes es el de los combustibles. Por ello, creó un sistema de entrega a cada una de ellas desde la localidad donde está ubicado el local de esa regional. Y discute con el Banco de Reservas para sacar una carta de crédito de combustible, de tal manera que el director regional, los encargados de zonas y los de subzonas tengan una tarjeta de combustible con una asignación mensual, para que puedan moverse y ejercer sus funciones sin contratiempos. “No se trata de una asignación de combustible para salir a pasear, ni para invitar a nadie a cenar, sino para que puedan atender al campo”, advirtió Benítez. Dijo que se trabaja también con la finalidad de crear un fondo para los encargados de zonas y subzonas, para que apoyen a agricultores de forma directa.

El reciente informe del Banco Central indica que el sector agropecuario creció 6.5% en 2018. “Quiero que sepan que el apuntalamiento más importante de la política agrícola de cualquier gobierno es el crédito”, aseguró el ministro Benítez, poco antes de ceder el turno a Carlos Segura Fóster para que ofreciera los números de los préstamos concedidos por el Estado por vía de esa agencia estatal. “Bueno, el Presidente para sus primeros cuatro años prestó 40 mil millones de pesos. Para este segundo cuatrienio ofertó 70 mil millones y ya nosotros llevamos 50 mil millones”, aseguró Segura Fóster, con una matemática “de cabeza”. “Al día de hoy estamos llegando a los 111 mil millones de pesos de financiamiento hacia el campo, priorizando fundamentalmente las asociaciones y cooperativas”, agregó. Dijo que el monto pudiera parecer alto, “pero lo que ocurre es que se distribuye entre muchas manos”.

Tractores que van para las 8 regionales del país

En el encuentro de ayer, por parte de este diario participaron el director Osvaldo Santana, el subdirector Héctor Linares y el jefe de Redacción de Apertura, Héctor Marte. Frente a ellos, Osmar Benítez informó que el Ministerio está comprando 40 tractores nuevos y que cada Regional tendrá cinco. Luego habrá otra cantidad similar, hasta completar diez tractores por cada una de las ocho regionales en que está dividido el país en materia de agricultura. Aprovechó para agradecer al presidente Danilo Medina por darle la oportunidad de coordinar los trabajos del Ministerio de Agricultura y por ser facilitador del sector agropecuario en su conjunto. “Tenemos unas 22 instituciones relacionadas con la actividad productiva del campo”, apuntó.

De otro lado, indicó que el Gobierno ha llevado una política de crédito expansiva focalizada a sectores claves.

La cartera de préstamos se incrementó por cinco

Respondiendo a preguntas formuladas por Osvaldo Santana, el ministro Benítez expresó que en el tiempo que lleva al frente del Ministerio de Agricultura lo que ha estado viviendo es una ampliación de las ideas que por años ha venido compartiendo con el país, con los sectores productivos y los distintos grupos de productores de la nación, sobre cosas que deberían hacerse para ir cambiando cada día la calidad de vida de los agricultores y de sus familias. “Tenemos ahora la oportunidad de poner en práctica muchas de las cosas que indicábamos y de poner en práctica nosotros mismos aquellas cosas por las que antes teníamos que ir donde un ministro de turno para pedir, en favor de los agricultores”, sostuvo. En otra parte de la conversación -haciendo referencia al Banco Agrícola- el administrador de la entidad rememoró que en el año 2012 la cartera de préstamos vigente que había era de unos 6,700 millones de pesos. Actualmente, la cartera asciende a 28,000 millones, es decir, que creció por cinco, de acuerdo con las cifras oficiales.

Cuando los resultados se pueden medir por libras

Osmar Benítez está acostumbrado a lidiar con libras y quintales. Es productor de plátanos desde hace años y cursó sus estudios de bachiller en Ciencias Agrícolas en el Instituto Superior de Agricultura (ISA) de Santiago, entre 1972 y 1975. Luego recibió el título universitario en Ingeniería de Alimentos, de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, también en Santiago. Muy joven se dedicó a la agricultura en compañía de su padre, oficio que definió su perfil de productor dedicado a tareas agropecuarias.

Ayer calculó que cuando Danilo Medina comenzó su gestión de gobierno (en 2012) el país produjo en ese primer año 115 millones de quintales de alimentos, mientras que a 2018 República Dominicana aumentó a 158.1 millones de quintales. “Estamos hablando de que el Presidente le ha añadido a la oferta de alimentos para población dominicana -si tú lo divides entre seis- 35 millones de quintales. Por eso es que República Dominicana es hoy uno de los pocos países de la región que tiene capacidad para suplir un 85% de la demanda de alimentos que tiene”, dijo.

 

Fuente: ElCaribe.com.do.

Deja un comentario

error: