Recientemente, mi hermanita Gabrielle Marie se interesó en practicar fútbol debido a que me ve jugar dicho deporte. En su colegio, se comenzó a practicar esta disciplina, en su edad y en la rama femenina, en este año escolar. Debo destacar que ella entrena hasta cuando no le corresponde: con su equipo, con los varones, conmigo,sola… Es intensa y muy positiva, vive cada momento del juego. En su categoría, su conjunto era débil ya que,apenas, comenzaban a practicar y siendo las más pequeñas, enfrentaron a combinados más grandes: con diferencia de 2 años, en algunos casos. Como era de esperarse, perdían abrumadoramente (12-0, por ejemplo) y fueron descalificadas del torneo. Sin embargo, ellas siguieron entrenando. Luego, se enfrentaron a otro equipo de su misma edad, en dos partidos amistosos. Resultado:ganaron ambos encuentros (el primero 7-1 y el segundo 2-0). Aprovecho este espacio para felicitar a sus compañeras Amelie, Miranda, Isabella, Frezy, y a sus entrenadores, en la persona de José Martí.

La perseverancia es un valor muy escaso en la actualidad. Digo esto por experiencia y porque la mayoría de las personas tienden a inclinarse hacia lo fácil. En realidad, acudir a lo sencillo es completamente humano, el cerebro busca la manera en la que tengas que realizar un trabajo menor, pero hay que luchar y tener fuerza de voluntad para lograr nuestros objetivos.  Muchas veces dejamos de hacer alguna actividad porque requiere de mucho esfuerzo y desistimos, si no obtenemos un resultado inmediato.Según Séneca, filósofo romano: No es que tengamos poco tiempo, sino que perdemos mucho”. Cuando tenemos decisión, cuando creamos un hábito, cuando somos organizados, cuando somos disciplinados, el tiempo nos rinde bastante. Ser ordenados es muy importante en todos los aspectos. Si lo somos, realizaremos más rápido cualquier actividad. Por tanto, se nos facilita la tarea de perseverar en lo que estemos haciendo. De acuerdo conPulido, en el resultado de un estudio que realizó el neurocientífico Boisgontier y su equipo de la Universidad Ginebra, El encéfalo invierte mayor energía y esfuerzo en caso de inclinarse hacia la acción dinámica, pues requería plena consciencia. Es decir, luchar contra la holgazanería resulta costoso para el cerebro humano.”

Un ejemplo claro de lo que acabamos de exponer, es el caso del Real Madrid (fútbol español). Analicemos las estadísticas del partido que lo llevó a coronarse como campeón, en el Mundial de Clubes 2018. Para lograr 4 goles tuvieron que realizar un total de 21 tiros a puerta, 746 pases, 8 tiros de esquina y una posesión del balón en un 70%, para así ganar la copa que tanto esfuerzo les costó. El triunfo se debe a los goles y los goles a la perseverancia y constancia que mantuvo el equipo. Con esto, quiero dejar dicho que en la vida se nos presentan oportunidades que, a un largo plazo, nos dejan beneficios, pero las dejamos pasar porque no vemos un resultado instantáneo. ¿Por qué no esforzarnos un poco más? No se trata de hacer algo extraordinario, sino de ser constantes. Si siembras una semilla y la riegas solo el primer día, no germinará; mientras que, si le proporcionas agua cada día, crecerá grande y fuerte y verás los frutos que dará.                                                                                 

                                                                                                           Rafael E. Paniagua

El autor es estudiante lasallista.

rafaeleliasboss@gmail.com

Deja un comentario

error: