Los grupos ambientalistas y sacerdotes mostraron su indignación por la tala indiscriminada de árboles, la deforestación rampante y desaparición de ríos en el municipio de San José de las Matas en la cordillera central.

Belkis García, presidenta de la Sociedad Ecológica del Cibao (Soeci), califica de sumamente preocupante lo que está pasando en San José de las Matas con la reducción del caudal de ríos muy importantes y la desaparición de otros afluentes. y critica el papel jugado por medio Ambiente.

“La ganadería intensa y agresiva ha hecho desaparecer importantes afluentes acuíferos, todo porque no hay un plan de Estado para ordenar el territorio. El río Inoa es testigo fiel de lo que allí acontece”, dice García.

El sacerdote Javier Báez Jorge dice que fue testigo de los daños causados por la deforestación en amplias comunidades de la cordillera.

Camiones cargan madera

“Hoy iba subiendo para la comunidad de Diferencia y antes de llegar por el cruce que se dirige a la entrada de Los Ramones, me encontré con la sorpresa de varios camiones muy forrados con lonas, menos éste que dejó ver lo que llevaban, troncos, producto de la gran deforestación que hay en la sierra y a la vista de todos; pero nadie hace nada”, puntualiza el cura católico.

De su lado, el diácono permanente Pedro Tapia, llama a que las autoridades de Medio Ambiente asuman su tarea de impedir la depredación.

“No es cierto que estamos reforestando al ritmo que están talando. Esto es diario que se ve. Debe prohibirse totalmente la tala de árboles en República Dominicana. Debemos hacer una veda a la tala de árboles”, refiere Tapia.

Silvino Pichardo, quien opera un proyecto ecoturístico en la comunidad de Manaclas y que por años viene mostrando su preocupación por la tala de árboles asegura que los daños ambientales, con desmontes de lomas completas y ante la complicidad de autoridades está provocando la desaparición de varios ríos que nacen en esa zona de la cordillera central.
Pichardo lamenta que el ministerio de Medio Ambiente permita la utilización de tierras para la crianza de ganado.

Indica que el río Inoa era el principal afluente del río Ámina pero ha reducido su caudal con la tala de árboles.

Pichardo recuerda que en la zona de Sajoma nace varios riachuelos, que alimentaban el caudal del río y también o desaparecieron o prácticamente están secos.

En menos de un año “matan” el río Inoa

Tanto los grupos ambientalistas como, personas preocupadas por los daños medioambientales dicen que del río Inoa, tan solo queda una mina a la espera de los areneros que llegan como buitres cuando en algunos días no le quede nada de agua. “Lo mataron en menos de un año. En los ojos de todo el mundo porque está al lado de pueblo de San José de Las Matas, la capital del ecoturismo”, se queja Pichardo, defensor del medio ambiente.

https://www.elcaribe.com.do/2019/01/28/panorama/region-norte/soeci-y-sacerdotes-denuncian-danos-en-la-cordillera-central/

Por: Miguel Ponce / El Caribe.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

error

¿Te gusta lo que hacemos? ¡Riega la voz!

losmatense@gmail.com
https://www.facebook.com/LOSMATENSES/?ref=bookmarks
https://www.facebook.com/LOSMATENSES/?ref=bookmarks
https://www.youtube.com/channel/UC14s0hj3nGoJ4iAFJcgd7vw?view_as=subscriber
https://www.instagram.com/osirisrodriguez21/?hl=en
error: