Manny Machado realizó el lanzamiento de Honor, en la inauguración del Torneo invernal,el partido entre Toros y Estrellas. (FOTO: CARLOS CRUZ)

Para negociar el contrato de su vida, Manny Machado aplicó la estrategia de los buenos bateadores en el plato, paciencia, esperar el mejor pitcheo y saber cuándo hacerle swing, así fuera en conteo completo, como lo ilustra el entorno hostil con los dueños renuentes a ese tipo de pactos y con los campos de entrenamiento comenzados.

Pasaron 12 años desde que Alex Rodríguez volviera a poner el listón en el cielo con un contrato récord en la agencia libre (US$275 millones por una década tras salirse en el octavo de previo pacto récord de US$252 MM con los Rangers en el 2000) para que fuera roto y la hazaña la logró otro dominicano, hijo de la diáspora él.

Claro, uno que Bryce Harper puede romper en cualquier momento.

Machado ha terminado saliéndose con la suya, con 26 años se ha evitado volver a la agencia libre cuando la curva de rendimiento acelera y el valor del jugador cae. Ganará US$300 millones en 10 años, eso sí, en un infierno fiscal como California, donde de entrada cederá el 13.3% de los ingresos, además del 39.6% como impuesto federal.

Es decir, que entre el Tío Sam y el gobierno californiano pueden terminar absorbiendo hasta US$158,8 millones del dinero por el que pactará Machado, sin incluir otros descuentos.

El pacto está sujeto a que Machado supere el examen físico para que sea oficial, un evento que puede ocurrir esta semana. Solo la extensión de US$325 millones y 13 años que logró Giancarlo Stanton con los Marlins en 2015 supera al del ex Orioles y Dodgers.

El jugador ideal

Este entorno fiscal augura que una vez se conozcan los detalles podrá haber un gran bono de firma, una estrategia para evitar el pago de impuestos. Su defensa premium (dos Guantes de Oro y 84 carreras salvadas con el guante) con un madero de .282/.335/.487 en promedios de bateo, embasarse y extrabases lo convierten en una pieza idónea para formar un proyecto que aspire a lo máximo.

Es un bateador de 31 cuadrangulares y 90 carreras remolcadas de media en siete cursos y que acumula ya 33.8 victorias sobre jugador reemplazo.

El torpedero/antesalista nacido en Miami de una pareja dominicana podrá salirse del acuerdo una vez cumplida la quinta temporada. Fuentes dijeron a Ken Rosenthal que los White Sox hicieron dos ofertas mejores que la de San Diego. Una le garantizaba US$250 millones por ocho años y otra US$300 millones por US$350 MM si se cumplían una serie de opciones.

Los Padres juntan a Machado con un gran grupo en el que figuran el inicialista Erick Hosmer, el jardinero Wil Myers con prospectos de calibre como los dominicanos Manuel Margot, Franchy Cordero y Fernando Tatis III bajo control contractual por un buen rato.

Image

Fuente: diariolibre.com

Deja un comentario

error: