Nuestros abuelos dirían que a la magistrada Miriam Germán Brito le cuida un ángel, porque sin saber que en marzo de este año sería sujeta de cuestionamientos serios de parte de “denunciantes anónimos” llevados al Consejo Nacional de la Magistratura por el Procurador General de la República Jean Alain Rodríguez, ella mantuvo al Consejo del Poder Judicial informado oficialmente de sus transacciones económicas.

Fue algo así como curarse en salud. En efecto, el 28 de febrero del 2013, la juez presidenta de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia dirigió una carta al doctor Mariano Germán Mejía, presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo del Poder Judicial y a los demás miembros de ese organismo, en la que señalaba textualmente:

-Muy cortésmente, les informo lo siguiente:

a) Soy la tutora de mi hijo Orlando Emilio López Germán, por sentencia de interdicción homologada por la Sexta Sala para Asuntos de Familia de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional.

b) A la muerte de su padre, Dr. Antonio López Rodríguez, mi hijo heredó junto a su hermana Carla López Germán, diversas propiedades, algunas de las cuales se han vendido.

c) El producto de esas ventas lo fui convirtiendo en dólares según la tasa que conviniese.

d) Habiendo localizado una propiedad (apartamento) conveniente para Orlando Emilio López Germán, he procedido a convertir los dólares en pesos.

d) Al efecto, en representación de mi hijo, como su tutora procedí a realizar los trámites necesarios para que me fuese expedido cheque de administración.

e) Las propiedades vendidas hasta ahora y de las cuales proceden los fondos son las siguientes:

1.-Solar 13 manzana 303 Distrito Catastral Num. 1, casa ubicada en la calle Mercedes.

2.-Parcela 142, Distrito Catastral Núm. 16, Cuatro mil metros tomados por Medio Ambiente y pagados.

3.-Apartamento Núm. 5 del Condominio Mariela, Gazcue, ubicado en la Avenida Dr. Báez, vendido a la señora Carmen Mazara.

“Si bien no tengo la obligación legal de informar esta situación, ya que no soy la propietaria, lo hago por mi participación en el asunto.”

“En su momento, cuando se produjeron las ventas informé a la Suprema Corte de Justicia de que por mi cuenta pasarían sumas que no eran las habituales y que no me pertenecían.”

“Reiterándoles la consideración y estima que merecen, atentamente, Miriam C. Germán Brito, Juez presidente”.

Según la documentación a que tuvo acceso este diario, la recepción y conocimiento de la carta en cuestión fue conocida por el Consejo del Poder Judicial en su reunión del 11 de marzo del 2013. Así está consignado en el punto número 15 del acta 10-2013. A esta reunión asistieron los magistrados Mariano Germán Mejía, quien la presidió; Dulce María Rodríguez de Goris, Francisco Arias Valera y Elías Santini Perera, consejeros. Actuó como secretario Edgar Torres Reynoso.

En la vista del Consejo Nacional de la Magistratura que evaluó a la jueza Germán Brito, el Procurador Rodríguez presentó dos cartas de presuntos anónimos, una mujer y un hombre. En la segunda se cuestionó los bienes adquiridos por la magistrada porque los mismos no se justifican con sus ingresos. Estos bienes son una “lujosa villa” en Ocoa y el apartamento donde la jueza reside con sus hijos.

Una de las presuntas cartas anónimas dice: “Como ciudadano, y tratándose de una persona obligada por la ley a transparentar sus bienes, tengo derecho a saber por qué esos bienes inmuebles están a nombre de su hijo interdicto cuando en realidad son propiedad de la magistrada Germán, y queremos saber cómo generó ella para construir esa lujosa villa en Ocoa y comprar el apartamento de la capital”.

El 25 de marzo del 2011, la jueza Germán Brito dirigió una carta a la Consultoría Jurídica del Ministerio de Medio Ambiente para solicitarle la agilización del pago de la parcela 142 del Distrito Catastral 142, en el Distrito Nacional (Cachón de la Rubia), en razón de que el pago fue ordenado por la Presidencia de la República.

En esta carta la doctora Germán Brito consigna lo siguiente: “Los beneficiarios mis hijos Carla Mariana López Germán y Orlando Emilio López Germán, siendo la suscribiente tutora de este último en virtud de sentencia de interdicción”. Esta correspondencia fue recibida el mismo 25 de marzo por la empleada del Ministerio Daysi Gómez, a las tres y 59 minutos de la tarde.

El Ministerio de Medio Ambiente pagó por esta parcela dos millones, 800 mil pesos. En fecha tres de abril del 2018, la jueza Germán Brito vuelve a escribir a los miembros del Consejo del Poder Judicial, esta vez para informar lo que sigue a continuación:

“Muy cortésmente me dirijo a ustedes a los fines de informarles que he tomado un préstamo en el Banco BHD León por la suma de tres millones de pesos (RD$3,000,000.00), este monto lo dediqué al pago del impuesto a la propiedad inmobiliaria de las herencias que recibieron mis hijos Carla Marina y Orlando Emilio López Germán, por vía de su padre, Dr. Antonio López Rodríguez”.

“No tengo claro si debo dirigirme al Consejo, pero en interés de ser transparente lo hago, para evitar tergiversaciones y afirmaciones calumniosas”.

La carta tiene como anexos tres copias de cheques de administración entregados al colector correspondiente de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

El acta 15-2018 del Consejo Poder Judicial recoge, en el número 62, el conocimiento de esta comunicación. Esta sesión de trabajo del Consejo fue celebrada el 25 de abril del 2018, con la participación de su presidente, el magistrado Mariano Germán, y los consejeros Sara Henríquez Marín, Etanislao Radhames Rodríguez, Fernando Fernández Cruz y Leonardo Recio Tineo. El secretario fue Edgar Torres Reynoso.

El 8 de mayo del año pasado, la magistrada Germán Brito volvió a dirigirse a los integrantes del Consejo del Poder Judicial para detallar lo siguiente:

“Muy cortésmente me dirijo a ustedes a los fines de remitirles copia del cheque no. 000576, de fecha 04-05-2018, por valor de RD$98,000.00.”

“Aunque es a mi nombre que está emitido el referido cheque, éste se hizo de esta manera ya que el beneficiario real es mi hijo Orlando Emilio López Germán, sujeto al régimen de interdicción y yo desempeño la función de tutora”.

“Esa suma corresponde al 50% del producto de la venta de cuatro (4) cuadros de muy pequeño formato, de los artistas Domingo Liz, Gilberto Hernández Ortega y Cándido Bidó, todos en papel y correspondientes a los años setenta, de esa suma se restó un 10% para el marchante, antes de emitir el cheque”.

“El otro 50% por igual suma corresponde a Carla Mariana López Germán, quien también emitió el 10% del marchante”.

Fuente: Hoy.com.do

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

error

¿Te gusta lo que hacemos? ¡Riega la voz!

losmatense@gmail.com
https://www.facebook.com/LOSMATENSES/?ref=bookmarks
https://www.facebook.com/LOSMATENSES/?ref=bookmarks
https://www.youtube.com/channel/UC14s0hj3nGoJ4iAFJcgd7vw?view_as=subscriber
https://www.instagram.com/osirisrodriguez21/?hl=en
error: