Francisco Ozoria, cuarto bate de los Cardenales, limpió las bases con un palo por los 411: Es invento de la prensa, “que quiere poner a pelear a la Iglesia con el Gobierno”, eso de que él declarara públicamente que la falta de independencia de los poderes del Estado podría desembocar en una dictadura…Y que el obispo Víctor Masalles dijera que tenemos un gobierno bien intolerante para todo aquel que piense diferente…Y que en el Sermón de las Siete Palabras, en la Catedral Primada, siete sacerdotes le entraran a dos manos al reeleccionismo. (Con ese tremendo palo este toletero tiene garantizada su placa en Cooperstown).

Deja un comentario

error: