Los representantes de las fuerzas vivas de la comunidad El Rubio, en el municipio de San José de las Matas, mostraron preocupación por los fuegos forestales, daños a ríos por la improvisación de acueductos para la crianza de ganado.

Durante un encuentro para denunciar los problemas en esa zona de la cordillera central, manifestaron que plantaciones completas son afectadas por el escarabajo del pino.

Alex Corona, director del parque J. Armando Bermúdez, cuestionó que las fuentes acuíferas solo están siendo aprovechadas por los ganaderos.

Corona recordó que el agua es vital para consumo humano, por lo que deben ser controlados los acueductos artesanales, debido a que carecen de rigor científico y causan daños devastadores.

“Hay muchos acueductos que no están autorizados, pero hay que regularlo. Saber coordinar bajo supervisión técnica para evitar que se sequen los ríos. Un ejemplo el río Manacla que tiene ocho tomas de agua”, apunta el director del parque J. Armando Bermúdez.

El sacerdote Javier Báez denuncia que el parque J. Armando Bermúdez está afectado por 20 focos del escarabajo del pino.
“Los acueductos están exclusivamente para los humanos y no solo para la crianza de ganado y hay comunidades que se les han cerrado las compuertas para solo darle agua a los ganaderos”, expresó el sacerdote Javier Báez, quien se sumó a la lucha.

Recientemente por la caída de un rayo se registró un fuego forestal en la zona del parque J. Armando Bermúdez, por lo que un personal de 100 empelados forestales se encuentra en la zona intentando controlar las llamas.

El parque comprende a Inoa, Corozo, El Caimito, Celestina, Cuatro Esquina, Manacla, Diferencia, Guayuyos y Los Ramones. Estuvieron presentes Delvis Reyes, vicario de la Parroquia del Rubio, el presbítero Javier Báez, director de la Pastoral Juvenil de Santiago, y Alfredo Torres del Consejo Comunitario de la Sierra (Cocodesi).

 

Miguel Ponce | El Caribe

Deja un comentario

error: