Para recuperar las zonas afectadas por el gusano se tardará entre 30 y 40 años.

Narciso Pérez

SANTIAGO. El Plan Sierra, en coordinación con los ministerios de Medio Ambiente, Agricultura y la Comisión Presidencial para el Rescate de la Cuenca del río Yaque del Norte (CRYN), inició aquí los trabajos de reforestación de las zonas diezmadas por el escarabajo del pino (Ips Calligraphus), desde el pasado año y en los primeros meses del 2019.

Inmaculada Adames, vicepresidente ejecutiva del Plan Sierra, informó que, en la primera etapa de esas acciones, fueron plantadas 16 mil unidades de diversas especies en los sectores más afectados por el gusano, donde hubo necesidad de talar unos 300 mil árboles.

“Gracias a Dios y a las lluvias, ya tenemos bajo control esa plaga y con pocas posibilidades de que vuelva a hacer daño porque está lloviendo con mucha frecuencia en la Cordillera Central”, subrayó Adames. Aunque en este municipio fueron cortados 300 mil árboles, se estima que la cifra superó los 400 mil, porque también hubo que talar en zonas de los municipios de Monción y Santiago Rodríguez. Inmaculada Adames dijo que para contrarrestar el gasuno del pino se conformaron 45 brigadas con personal de Medio Ambiente y del Plan Sierra, así como de otras entidades privadas.

Ante los daños ocasionados por el gusano del pino (Ips Calligraphus) las autoridades locales se auxiliaron de los conocimientos técnicos y científicos del entomólogo forestal estadounidense Ronald Billings.

De acuerdo a las evaluaciones de Billings, para recuperar los daños ocasionados por el gusano en las zonas afectadas, se tardará entre 30 y 40 años.

Las comunidades más afectadas por el escarabajo fueron Los Montones, Los Ramones, El Rubio, Las Manaclas, Juncalito, Jánico, Pedregal y Las Placetas.

Otras acciones

Varias entidades del sector privado, entre ellos el Banco Popular Dominicano, han desarrollado jornadas de siembra de árboles en diversos sectores de este municipio.

Recientemente, el Banco Popular plantó 16 mil árboles de diferentes especies, entre ellas pinos caribbean y occidentalis, cerdo, caoba criolla, roble, Juan Primero, penda, guázara y capá.

Denuncias

Grupos comunitarios y populares de aquí denunciaron que algunas personas, con negocios de aserraderos, aprovecharon los cortes por la enfermedad del gusano para cortar árboles sanos y sin contar con permisos de los organismos del Gobierno.

El cura católico Javier Báez Jorge denunció que más de 15 camiones repletos de madera preciosa fueron sacados sin los permisos correspondientes de diferentes secciones de este municipio.

El escarabajo (Isp Calligraphus)

Este insecto ataca las plantaciones de pino cuando hay sequía, perforando su corteza para extraerle la sabia que alimenta el árbol y provocando su muerte. El pino tiende a ser el hábitat preferente del escarabajo. l

El Plan Sierra, en coordinación con los ministerios de Medio Ambiente, Agricultura y la Comisión Presidencial para el Rescate de la Cuenca del río Yaque del Norte (CRYN), inició aquí los trabajos de reforestación de las zonas diezmadas por el escarabajo del pino (Ips Calligraphus), desde el pasado año y en los primeros meses del 2019.

Inmaculada Adames, vicepresidente ejecutiva del Plan Sierra, informó que, en la primera etapa de esas acciones, fueron plantadas 16 mil unidades de diversas especies en los sectores más afectados por el gusano, donde hubo necesidad de talar unos 300 mil árboles.

“Gracias a Dios y a las lluvias, ya tenemos bajo control esa plaga y con pocas posibilidades de que vuelva a hacer daño porque está lloviendo con mucha frecuencia en la Cordillera Central», subrayó Adames. Aunque en este municipio fueron cortados 300 mil árboles, se estima que la cifra superó los 400 mil, porque también hubo que talar en zonas de los municipios de Monción y Santiago Rodríguez. Inmaculada Adames dijo que para contrarrestar el gasuno del pino se conformaron 45 brigadas con personal de Medio Ambiente y del Plan Sierra, así como de otras entidades privadas.

Ante los daños ocasionados por el gusano del pino (Ips Calligraphus) las autoridades locales se auxiliaron de los conocimientos técnicos y científicos del entomólogo forestal estadounidense Ronald Billings.

De acuerdo a las evaluaciones de Billings, para recuperar los daños ocasionados por el gusano en las zonas afectadas, se tardará entre 30 y 40 años.

Las comunidades más afectadas por el escarabajo fueron Los Montones, Los Ramones, El Rubio, Las Manaclas, Juncalito, Jánico, Pedregal y Las Placetas.

Otras acciones

Varias entidades del sector privado, entre ellos el Banco Popular Dominicano, han desarrollado jornadas de siembra de árboles en diversos sectores de este municipio.

Recientemente, el Banco Popular plantó 16 mil árboles de diferentes especies, entre ellas pinos caribbean y occidentalis, cerdo, caoba criolla, roble, Juan Primero, penda, guázara y capá.

Denuncias

Grupos comunitarios y populares de aquí denunciaron que algunas personas, con negocios de aserraderos, aprovecharon los cortes por la enfermedad del gusano para cortar árboles sanos y sin contar con permisos de los organismos del Gobierno.

El cura católico Javier Báez Jorge denunció que más de 15 camiones repletos de madera preciosa fueron sacados sin los permisos correspondientes de diferentes secciones de este municipio.

El escarabajo (Isp Calligraphus)

Este insecto ataca las plantaciones de pino cuando hay sequía, perforando su corteza para extraerle la sabia que alimenta el árbol y provocando su muerte. El pino tiende a ser el hábitat preferente del escarabajo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

error: