ALIMENTACION, EDUCACION Y SALUD PREVENTIVA PARA COMBATIR LA POBREZA Y HACER EL DESARROLLO.

SAN JOSE DE LAS MATAS

Por: Rafael De Mesa

Los expertos y especialistas en esta materia, entiéndase Sociólogos, Trabajadores Sociales y a veces Economistas, definen la pobreza, como una situación o forma de vida que surge como producto de la imposibilidad de acceso o carencia de los recursos para satisfacer las necesidades físicas y psíquicas básicas humanas que inciden en un desgaste del nivel y calidad de vida de las personas, tales como la alimentación, la vivienda, la educación, la asistencia sanitaria y el acceso al agua potable.
La pobreza tiene buenos y valiosos teóricos, pero resulta, que esta condición de vida de millones y millones de seres humanos sumidos en la más espantosa miseria en todo el mundo, esperan que los tratadistas pasen de la teoría a la práctica y con acciones que involucre como responsable directo al estado y aprovechar la voluntad que pueda tener lo mejor del sector privado.

Debe ser preocupante para una sociedad que exhibe la última moda de Celulares costosísimos, una yipeta último modelo y viviendas en las grandes torres, mirar con el ojo de la opulencia y con sus hijos estudiando en los mejores colegios y universidades, la gran cantidad de niños, niñas y adolescentes que giran a su alrededor y que dejan de asistir a las escuelas porque sus padres, o no se preocupan por su educación o no tienen ni para comprar una mascota de $30.00 o $35.00, pan nuestro de cada día a todo lo largo y ancho de República Dominicana.
Esto evidencia, que el concepto pobreza, es fundamentalmente económico, sin obviar los impactos políticos y sociológicos, razón por la cual, sin buena educación, los problemas de exclusión social, desempleo, vivienda, alimentación, salud y lógicamente cultura, no tendrán solución, todo lo contrario, surgirán nuevas organizaciones e instituciones, que con la excusa de combatir la pobreza, seguirán recibiendo recursos millonarios en pesos y dólares para vivir bien en nombre de ella.

Estamos midiendo de manera equivocada los niveles de pobreza y el desarrollo.

[nggallery id=1]

Da pena ver esta legión de niños, niñas y adolescentes con deseos de estudiar y superarse, con tantas dificultades para conseguir los útiles escolares y esto lo pongo de ejemplo, porque no solo lo he visto en mi pueblo, lo vivo constantemente.

Felicito la acción de los señores Juan Manuel, Manuel Rodríguez, Teodoro Gómez, Leonardo Herrera y Doña Cuca, así como también a su hija Elda, que talvez sin poder, llevaron alegría a muchos niños con el reparto de mascotas y lápices.

SI SUPIERAMOS EL COSTO QUE SE PAGA POR LA IGNORACIA, DE ALGO NOS DESPRENDERIAMOS PARA TENER UNA MEJOR EDUCACION.

Hasta el próximo comentario, amigos míos.

(HAZ CLIC SOBRE CADA IMAGEN PARA VERLA EN SU TAMAÑO ORIGINAL)

Comments are closed.