Cinco muertes en 24 horas conmueven a San Francisco de Macorís.

Agentes policiales mataron a tiros a un hombre de 40 años, al que acusan de robar varillas de la Ferretería Mi Reserva, ubicada en la calle El Carmen esquina Padre Billini.

Cinco personas muertas en las últimas horas, incluyendo a tres presuntos delincuentes, a un raso de la policía y a una anciana de 70 años minusválida, han conmovido a esta ciudad.

En la Joya, comunidad rural de esta ciudad, dos presuntos atracadores fueron abatidos a tiros en la tarde de ayer lunes, cuando alegadamente se proponían atracar a un hacendado del lugar.

Los muertos fueron identificados como Mario Aneudi Flores Peña, de 22 años, y otro identificado solo como “Tatuaje”, quienes recibieron heridas de bala en distintas partes del cuerpo.

Se dijo que estos se presentaron a la residencia de don Graciano Contreras en la comunidad de la Joya., cuando se produjo una balacera donde murieron y resultaron heridos Luis José y William Contreras Paulino, hijos de la victima, así como también un nieto identificado como Isidro José Contreras.

El Comando Nordeste de la Policía explica en su informe que los presuntos delincuentes se presentaron a la comunidad de La Joya con la intención de atracar a Graciano Contreras y a su familia, por lo que sus hijos se vieron obligados a impedir el atraco.

En otro hecho ocurrido ayer tarde agentes policiales mataron a tiros a un hombre de 40 años, al que acusan de robar varillas de la Ferretería Mi Reserva, ubicada en la calle El Carmen esquina Padre Billini.

Pedro Almonte Taveras, alias Juquiao, quien vivía en la calle Ingeniero Guzmán Abreu, murió a causa de herida de bala en tórax anterior y su cadáver fue llevado a la morgue del centro de salud.

La Policía Nacional alega que al sorprender a Amonte Taveras robando, éste alegadamente comenzó a disparar contra la patrulla policial, la cual repelió la agresión. La Policía asegura que el lugar del hecho se halló un revólver marca Smith And Wesson, calibre 38, tres cápsulas y dos casquillos.

La noche del lunes, desconocidos mataron de cinco balazos a un raso de la Policía Nacional para despojarlo de su arma de reglamento.

El raso Braulys Tomas Cleto Lizardo quien vivía en la avenida Libertad esquina Prolongación, número 8, se disponía salir del Car Wash Chacho, ubicado en la calle Emilio Prud Homme de esta ciudad, cuando fue atacado a tiros.

El raso policial se encontraba ingiriendo bebidas alcohólicas en compañía de los nombrados Ermi Jome Castaños Lizardo, de 20 años, y el estudiante Juan Manuel Castaños Lizardo, de 25 años. Éste último labora como taxista. Cuando el raso se disponía a montarse en el carro marca Honda Civic, de color verde propiedad de Ermi Jome, el cual estaba estacionado frente al centro de diversión, los desconocidos le dispararon, matándolo en el instante.

En otro suceso, desconocidos mataron a pedradas a una anciana minusválida de 70 años y su cuerpo fue encontrado en una vivienda ubicada en el tramo carretero Castillo-Hostos.

Antonia Serrano Castillo murió a causa de golpes contusos en región parietal, trauma craneal, que se lo ocasionaron elementos desconocidos, de acuerdo al informe del médico legista doctor Julio Castillo. Se ignora hasta el momento las razones por las cuales se cometió el crimen.

El Departamento de Relaciones Publicas de la PN, que dirige el Teniente Coronel Antonio Calvo Pérez, informó que para los desconocidos cometer el hecho penetraron a la residencia de la anciana rompiendo tres tablas.

Fuente: acento.com.do

Leave a Comment