De Jarabacoa a Sajoma por el espinazo de la sierra

Resulta deplorable condiciones de la vía Sabana Iglesia-Jánico.
Escrito Por Fabio R. Herrera Miniño

El atractivo de las montañas de la Cordillera Central para los dominicanos, se convierte en una posesión muy especial, cuando se disfruta en sus entrañas el verdor  de su foresta, renacida por el especial empeño que han puesto cientos de  ciudadanos, que junto a los habitantes de la zona han hecho de esa región montañosa su hábitat para el desarrollo de sus actividades.

De ahí que, las poblaciones de ese enclave montañoso, mejor conocido como la Sierra por los santiagueros, que la han convertido en suya, y la cuidan con especial esmero y atractivos programas del reverdecer y de aprovechamiento de sus tierras. Desde Los Montones, sede del plan, se llevan a cabo los objetivos trazados por  el Plan Sierra, que por todos esos lugares se nota el avance de la recuperación boscosa y de terrenos aprovechables para la agropecuaria.

Ese firme de la Sierra encierra grandes atractivos, que desde Jarabacoa hasta San José de Las Matas,  cautivan a quienes se atreven a atravesar la región, disfrutando del verdor y la magnífica vida en armonía de las montañas.

Recorrer los 70 kilómetros, desde Jarabacoa hasta Sajoma, como se conoce en Santiago a San José de las Matas, es una experiencia para que los dominicanos puedan conocer  y amar más a las montañas quisqueyanas.

Existen varios tramos carreteros y de caminos vecinales que permiten pensar en construir una carretera desde Jarabacoa, para unir a esas dos poblaciones y prolongarla hasta Monción, de forma que se teja una unión vial, que desde Constanza le daría un atractivo  muy singular a toda la región.

Salir desde Jarabacoa, para llegar al primer poblado de Los Corocitos y avanzar hasta el Llano del Higo, forja la creencia de que el camino está en condiciones regulares, sin embargo a partir de ahí las condiciones  de los caminos  se deteriora  y se avanza con lentitud para llegar a LaGuama y El Aguacate.

En El Caimito se arriba a un poblado con una vía en mejores condiciones, desde donde se contempla con fascinación los embalses de las presas de Tavera y Bao, que con gran atractivo llena todo el paisaje, teniendo al fondo la estructura de la presa de Tavera y luego se avanza, después de cruzar el canal de unión entre los dos embalses, a Sabana Iglesia, sorprendente por su dinamismo y de gran tradición cibaeña por ser responsable  de las primeras grandes migraciones  dominicanas hacia los Estados Unidos.

Resulta deplorable las condiciones  de la vía más corta de comunicación   entre Sabana Iglesia y Jánico (10 kilómetros) que ya requiere de una urgente reconstrucción por su estado actual y los perjuicios que ocasiona al intercambio entre los pueblos  de la Sierra. Jánico, pese a sus limitaciones orográficas  por lo escalpado de su relieve, muestra un dinamismo admirable  afincado en el movimiento cooperativo  que liderado por la San José constituye el motor del desarrollo serrano.

Ya desde  Jánico hasta Sajoma la carretera se encuentra  en regulares condiciones, necesita reparaciones pequeñas ya que la ruta desde Sajoma hasta Santiago está en buenas condiciones.

San José de las Matas guarda un especial  atractivo para muchos dominicanos, que desde hace años ha sido el lugar preferido para ir en busca de la salud, por la calidad de su clima y que es ayudado por lo atractivo de los paisajes.

Leave a Comment