Exhibición de Motores en la Avenida

Este escrito lo inicie en Agosto 16 del 2012, después de escuchar sobre un evento de motores en la venida Manuel Tavares.

Por Roswell Goris

Esto es lo que tenía escrito: 

“Durante estas fiestas patronales se auspicio una actividad motorizada con el fin de restaurar el esplendor de estas fiestas, que se ha desvanecido, y de entretener a la comunidad con actividades significativas, los dos motivos admirables. Cuando escuche sobre el evento no pude eludir la  inmediata impresión perjudicial que sentí, opuesta al propósito del evento.

Después de tantos accidentes letales, motorizados, que han ocurrido en el pueblo durante la última década, y que han llenado de desaliento a tantos corazones materos, me pareció una decisión irreflexiva de parte de los organizadores sostener este tipo de evento.

Aparentemente la comunidad ha olvidado el propósito primario de esta celebración, que no es exclusivamente satisfacer la gula recreativa. Es una fiesta socio espiritual para reafirmar nuestra fe a través de la celebración de nuestro Santo “San José”, y a través de la cual compartimos momentos agradables, que fortalecen las relaciones con la familia, los amigos y la comunidad en general,  y a la vez impulsamos la economía local.

Dentro de este contexto, el evento motorizado obviamente fue una falta de tacto, desconsiderando las necesidades urgentes que presenta la comunidad. Personalmente me gusta el motociclismo, es un deporte  excitante y no estoy en contra, pero debemos reconocer que Sajoma está lleno de jóvenes que diariamente arriesgan sus vidas y las de otros en lanzadas veloces en motores, y en ocasiones embriagados causando accidentes nefastos.

Un espectáculo de motocicletas en la avenida principal no fue el lugar adecuado, y ni es el mejor modelo a seguir para todos los jóvenes presente”.

Esto escribí en Agosto 18 del 2012: 

Irónicamente escuche la desgracia de otro accidente motorizado en la avenida Manuel Tavares donde fueron afectas cuatro personas: José Felipe Jerez, Joel Antonio Ferreira, Pedro Damián Jaquéz Bisonó y Thaisa Manuela Espinal.  (Leer Aqui)

El nuevo accidente no es nada extraño, desgraciadamente uno más entre los tantos ya ocurridos, y de los que faltan por suceder, si no hay un dialogo que presente una propuesta para mitigar este problema.

En parte es un problema de lucidez comunitaria. Las organizaciones más influyentes aparentan estar fragmentadas y no llegan a un acuerdo en temas fundamentales que influyen en lo intangible de la persona.

Les doy un ejemplo; descubrí que en agosto no celebramos la fiesta patronal. Oficialmente de acuerdo a las autoridades encargadas, se celebra una semana cultural, porque los organizadores municipales y la iglesia no concuerdan en este periodo tan importante.

Así diseminan un mensaje de desunión que afecta a la comunidad profundamente. Los organizadores municipales han permitido que la iglesia se desligue de toda participación, y la iglesia se llevo con ella la espiritualidad del evento, dejando una etiqueta vacía “las fiestas patronales”, porque no he escuchado el primer matero mencionar la semana cultural de San José de las Matas de Agosto.

Que tiene que ver estos con los accidentes motorizados, sin la iglesia perdemos la oportunidad durante estos días para difundir valores espirituales a miles de materos durante este periodo festivo y sin la iglesia posiblemente se pueden tomar decisiones desfavorables para la comunidad.

Fuente: Sanjosedelasmatas.org

Leave a Comment