‘Intrépido Félix’ rompe la barrera del sonido y aterriza tras un salto en paracaídas de 39 km.

Tras convertirse en el primer humano en romper la barrera del sonido en una caída libre desde una altura de 39 kilómetros, el paracaidista austríaco Felix Baumgartner, el ‘Intrépido Félix’, aterrizó con éxito en Nuevo México, EE.UU. Al conquistar el ascenso a estratósfera, el deportista se lanzó desde una altura de 39.068 metros y estableció tres récords: el vuelo más alto en globo tripulado, el salto desde la mayor altitud y romper la barrera del sonido (1.224 kilómetros por hora) sin ayuda mecánica, al alcanzar una velocidad máxima de 1.342 kilómetros por hora tras saltar desde la estratosfera de la Tierra, según confirmó en rueda de prensa el equipo de la misión tras comprobar las mediciones del equipo del saltador. La caída libre de Baumgartner ha sido de 4 minutos y 19 segundos, por lo que no ha podido romper el récord anterior de Joseph Kittinger, de 4 minutos y 36 segundos. “¡Misión cumplida! “, escribió Felix en su cuenta de Twitter nada más aterrizar, pero matizó luego en una rueda de prensa “tuve algunos problemas, pero finalmente pude superarlos y me estabilicé”. Feliz se refiría a los primeros segundos de la caída, cuando pensó que iba a perder el sentido. “Ha sido muy difícil. Estás deshidratado, estás cansado. Ahí arriba es un mundo distinto, el cuerpo reacciona de forma diferente”, dijo en sus primeras declaraciones tras llegar a tierra sano y salvo. Baumgartner logró controlar tras esos segundos de incertidumbre el descenso y evitó caer en barrena, lo que le podría haber ocasionado una hemorragia cerebral en caso de girar de forma descontrolada. “A veces tenemos que llegar muy alto para ver lo pequeños que somos”, declaró el deportista. El deportista alcanzó la altura deseada con la ayuda de un globo de helio y realizó su histórico salto vistiendo un traje espacial, imprescindible para evitar que la presión, el frío y la velocidad acabaran con su vida. Respiró oxígeno para eliminar el nitrógeno de su organismo. El salto forma parte de un proyecto de la NASA, la industria aeroespacial y la Fuerza Aérea de EE.UU., y tiene el valor científico de contribuir en la creación de trajes espaciales y ayudó a hacer más segura la estadía de los humanos en el espacio. Felix, conocido como ‘Intrépido Félix’ o ‘Dios de los cielos’, ya conquistó varios récords con paracaídas. En el proyecto actual participa Joseph Kittinger, un coronel del Ejército. Hace 52 años, Kittinger saltó desde una altura de 31.330 metros. La misión de Kittinger, conocida como ‘Excelsior III’, tuvo los mismos objetivos.

Fuente: actualidad.rt.com

Leave a Comment