Línea de Primera Melky en su Laberinto

Por Broderick Zerpa.

 La noticia de la solicitud del dominicano Melky Cabrera de ser eliminado de la carrera por el título de bateo de la liga nacional, fue una sorpresa de marca mayúscula que llenó por todas partes los noticiaros y programas dedicados al mejor beisbol de mundo, en radio y televisión.

Las ligas mayores habían adoptado la política de “no suponer”, por lo que se supone la inocencia de los encontrados culpables por consumo de sustancias prohibidas antes de ser obtenida la muestra de su culpabilidad, es decir, si un pelotero sale positivo en un examen, pues será considerado culpable sólo en ese momento y no se presumiría culpabilidad anterior, por lo que no hay lapsos anteriores que puedan ser presuntos de culpabilidad.En el caso específico de Melky, MLB no podía decir, ni decidir que Cabrera hubiese obtenido el campeonato de bateo gracias al uso de sustancias prohibidas. Sé que usted tendrá su propia opinión acerca de lo sucedido, pero esta es la posición que hasta ahora, ha tenido la oficina del Comisionado Bud Selig.

La paz laboral y la limpieza del deporte han sido dos de las metas principales de la administración del Comisionado Selig, por eso es que su oficina ha negociado todo lo relativo al abuso de sustancias, con la consecuencial debilidad en la política de MLB en los casos que hasta hoy se han presentado.

50 partidos de suspensión en la primera oportunidad y 100 en la segunda, son las “temibles” consecuencias que enfrenta un pelotero por violar las normas en la pelota actual. Pero los tratos especiales, que se le han dado a ciertos peloteros han generado una gran cantidad de críticas.La suspensión de la mitad de la pena a Manny Ramírez y la aceptación de la apelación de Ryan Braun y la reconsideración de su “culpabilidad” son grandes manchas en la credibilidad del programa anti-drogas de la oficina del Comisionado.

Cabrera, por su parte, merece una A+ por su actitud de solicitar que se excluyera de la posibilidad de ganar la corona de bateo, lo que generó un cambio en la reglamentación de la liga, que por supuesto tuvo que ser aprobada por el Sindicato de Peloteros de grandes ligas y que va a tener inmensas repercusiones en el béisbol a futuro.

Las consecuencias

La negociación generada y la resolución en si misma de la situación que generó un incremento del peso de las sanciones por consumo de sustancias prohibidas y han creado, al menos en inicio, una gran expectativa sobre la posibilidades de incremento en el peso de sanciones futuras emanadas por la oficina de Selig, que fuesen aprobadas por un “comprometido” sindicato de peloteros.

También se comenta en los corrillos del béisbol de que este es un espaldarazo a la actitud de la Asociación de Escritores de Béisbol, que han cerrado las puertas del Salón de la Fama de Cooperstown a los sospechosos de haber sido incursos en el uso de sustancias prohibidas.

La AMA se arrepintió

El ciclismo es otro de los deportes sobre los que más focos se han posado, en relación al uso y abuso de sustancias, y los escándalos han sido de magnitudes épicas. A pesar de eso y del seguimiento de toda la comunidad deportiva mundial la AMA había decidido dar una amnistía general a todos los culpables.

Se lo imaginan, si eso lo hace el béisbol, multitudes enardecidas matarían a Selig, se los aseguro. Pero a la Ama la reconvinieron los periodistas y las cada día más poderosas redes sociales, por lo que los jerarcas AMAdores, decidieron dar un paso atrás y mantener la palabra empeñada en la persecución de los que violen nuestra confianza e idolatría.

El Béisbol el más comprometido

Lo sucedido apoya mi idea de que el Béisbol de Grandes Ligas ha tomado una mayor cantidad de pasos y ha sido mucho más serio y coordinado en lo referente a acabar con el uso de sustancias prohibidas que cualquier otro deporte profesional de los Estados Unidos.

La NBA, NFL y NHL no poseen programas que hayan sido tan directos y que hayan logrado los cambios en la actitud de los atletas que las componen, como el programa implementado por las grandes ligas, incluso son muchos los que piensas que hay deportes que se hacen de la vista gorda olímpicamente como lo hizo el béisbol en los 90’s.

Los físicos cada vez más grandes y poderosos de los futbolistas que ahora alcanzan pesos impensados hace algunos años y las imponentes musculaturas y complexión de los jugadores de baloncesto hacen surgir sospechas, por lo menos eso… sospechas

En fin, Melky es el primer renunciante por causa de sustancias prohibidas, recordemos que Canseco fue el primero en decirlo públicamente y que Pettitte fue el primero en reconocerlo mientras aún jugaba y sin haberlo negado ante ningún ente de gobierno… es decir, esta generación que se perderá, al menos en principio, su posibilidad de estar entre los inmortales, al menos ha generado noticias, muchas de ellas y créanme cuando les digo que las seguirán generando.

Fuente: diariolasamericas.com

Leave a Comment