Se cumplen 50 años del histórico encuentro en que Wilt Chamberlain anotó 100 puntos

El jugador anotó esta insólita cifra en la victoria de Philadelphia Warriors sobre New York Knicks en la temporada 1961-62, en un hecho jamás igualado en el mejor básquetbol del mundo.

Hoy se cumplen 50 años de la mayor actuación individual de un jugador en un partido en la historia de la NBA. El 2 de marzo de 1962,  anotó 100 puntos durante el encuentro que enfrentó a los Philadelphia  y a los New York  y que terminó con un resultado de 169-147 a favor de Philadelphia.

Chamberlain firmó unas estadísticas aceptables en tiros de campo, pero lanzó tantas veces que era casi inevitable llegar a tal cifra de puntos: 36 de 63 en tiros de dos puntos y 28 de 32 en tiros libres. La efectividad en los libres sí fue destacable ya que a lo largo de su carrera Wilt acumuló un pésimo porcentaje del 51,1% desde la línea.

El partido no fue televisado ni existen imágenes del mismo, pero su foto posterior con la hoja que mostraba el 100 forma parte de la historia del deporte. En Youtube circula un vídeo con un montaje de la narración del partido en radio e imágenes de canastas de Chamberlain que no corresponden con ese encuentro. Los espectadores estaban tan atónitos que cuando el legendario pivot llegó a los 100 puntos, invadieron el campo y los últimos 46 segundos no se disputaron.

El center titular de los Knicks ese día no pudo jugar por gripe y Chamberlain estuvo imparable anotando 24 puntos en el primer cuarto, 18 en el segundo y 28 en el tercero. En ese momento todo el pabellón al unísono empezó a gritar una consigna clara: “¡pasádsela a Wilt, pasádsela a Wilt!”. Y Wilt recibió aún más balones llegando hasta los 31 puntos en el último cuarto.

 fue el jugador que más cerca estuvo de igualarle, pero su gran noche “sólo” le dio para llegar a los 81 puntos, la segunda mejor marca en la historia de la liga. La hazaña de Kobe tiene gran mérito ya que él era un escolta, no un jugador con tanta superioridad física como la que mostró Chamberlain en la década de los 60.

La temporada 1961-62 fue la mejor de The Stilt, terminando con unos promedios que serán récord hasta que el mundo o la NBA lleguen a su fin: 50,4 puntos y 25,7 rebotes por partido (en la anterior temporada llegó a los 27,2 rebotes) en 48,5 minutos disputados por noche, algo asombroso teniendo en cuenta que los partidos en la NBA duran 48 minutos. Los Warriors esa temporada disputaron un total de 10 prórrogas en siete partidos y Chamberlain disputó 3.882 minutos de 3.890 posibles. Los 4.029 puntos totales anotados en ese curso también son récord, nadie se le ha acercado.

A lo largo de su carrera sumó 31.149 puntos que le valieron para ser el máximo anotador histórico durante unos años, pero con el tiempo Kareem Abdul-Jabbar, Karl Malone y Michael Jordan lo adelantaron quedando su marca como la cuarta mayor suma de puntos en la historia de los máximos anotadores de la NBA. Un auténtico cyborg.

Este es el vídeo montaje de los 100 puntos de Wilt Chamberlain:

Los Sixers celebran hoy el 50 aniversario de este histórico partido con un detalle muy especial para los asistentes al partido entre Warriors y Sixers, dos de los equipos de Chamberlain.

Por Elio Martínez  @nbamaniacs.com

1 Comment

    Leave a Comment