¿Tiene ‘Mona Lisa’ una hermana gemela?

Una misteriosa fundación ha presentado hoy en Suiza una pintura que podría ser la precursora de la obra maestra que luego pintó Leonardo. El oscuro organismo, conocido como Mona Lisa Foundation y con base en Zúrich, ha desvelado en un hotel de Ginebra la Mona Lisa de Isleworth, que pudo haber llegado a Estados Unidos a comienzos del siglo XX. Desde hace 40 años, la obra dormía en la bóveda de un banco suizo. Esta pieza puede ser la gemela y precursora del cuadro más famoso de todos los tiempos.

Según los responsables de la fundación, esta nueva Gioconda sería unos diez años más joven que su ilustre hermana. La presentación en Suiza es fruto, siempre según la mencionada fundación, “de más de casi cuatro décadas de investigaciones científicas rigurosas”; aunque desde un primer momento se alzaron numerosas voces escépticas en el mundo del arte. De hecho, los primeros en negarse a hacer comentarios oficiales han sido los responsables del Museo del Louvre.

Como “prueba” de la autoría de Leonardo, la fundación argumenta que “las proporciones son rigurosamente idénticas” en ambas obras. Prueba irrefutable, a su entender, de que es la misma mano la que ha pintado ambas damas renacentistas. Lo cierto es que las dos pinturas guardan similitudes asombrosas.

Pero la sonriente señora presentada en Ginebra es más joven, se la ve más rellenita y el paisaje es más sencillo. Otra diferencia destacada por los especialistas es que esta obra es un óleo mientras que la original del Louvre está pintada sobre madera.
Este hallazgo se une a la ‘Gioconda’ que el museo del Prado presentó el pasado febrero y que fue realizada a la vez que la original por uno de los pupilos favoritos de Leonardo, probablemente Andrea Salai, que luego fue su amante.

Hoy, en una curiosa vuelta de tuerca al tema de la autenticidad de la pieza, el historiador del arte Stanley Feldman ha comentado que “ningún examen científico ha demostrado aún que esta Mona Lisa no haya sido pintada por Leonardo”. Feldman es también autor de un libro que puede disparar la venta de recuerdos y la mercadotecnia alrededor de este cuadro, del que hasta ayer nadie parecía tener noticia.

¿Pero quiénes son los miembros de esta fundación? Los relaciones públicas puestos al servicio de la prensa no son de gran ayuda y se limitan a remitir a la página web. Allí se informa de que es una organización sin ánimo de lucro creada por un grupo de abogados y hombres de negocios. Se desconoce quién es el dueño de la pintura y cuales son sus motivos para este anuncio internacional a bombo y platillo. Pero todo hace pensar que la Mona Lisa de Isleworth seguirá dando que hablar.

Fuente: cultura.elpais.com

Facebook o seguirnos en Twitter

Leave a Comment