Un nuevo tipo de “Invasión Haitiana” a Republica Dominicana: las formas de labranza invasoras destruyen nuestros recursos naturales

Por Santiago W. Bueno-López

No es el siglo XIX, y tampoco se trata de una invasión militar. De todos modos, este nuevo tipo de invasión, está causando estragos en los recursos naturales dominicanos. Recientemente estuve trabajando en el municipio de Restauración, en la provincia de Dajabón, y tuve la oportunidad de apreciar por primera vez la diferencia de los bosques en ambas naciones. En Restauración los bosques de pino criollo son majestuosos, con arboles esbeltos y altos. Del otro lado pude apreciar con mucho pesar como lucen de desoladas las montañas de nuestro país hermano Haití.

Es bien sabido que la perdida de cobertura vegetal y del recurso suelo ha sido provocada por el mal manejo que se le ha dado desde tiempos inmemoriales a los recursos el país vecino. Y hemos sido testigos también de los graves problemas que ocasionan este hecho, provocando deslaves y pérdidas de vidas humanas; cuando las lluvias torrenciales en la temporada ciclónica arrasan con el suelo desprovisto de vegetación. Los habitantes de la isla no provienen de sociedades con conocimientos de silvicultura, y es inexplicable el hecho de que hayamos podido preservar el poquito de bosque que queda en esta parte de la misma.

Fotos: Luis Eduardo Peralta

Los dominicanos se jactan de pregonar sobre la diferencia que se aprecia en la cantidad de vegetación que existe entre los dos países y sin embargo, nuestros recursos comienzan a ser manejados de la misma forma abusiva que conduce a la desertificación. Para muestra basta un botón. En la fotografía más abajo se muestran dos montañas. La de la derecha fue tomada en Haití; la de la izquierda en el sur de nuestro país. Pueden notar diferencias extremas? Y no es asunto que debiera causar sorpresas, pues quienes están realizando la gran mayoría de las labores de campo son precisamente haitianos. Y lo están haciendo a la manera que fueron acostumbrados, y con la cual destruyeron los bosques y el suelo de su país, quemándolo todo previamente sin que se le salve nada.

Las autoridades responsables de salvaguardar nuestro medioambiente deben ponerse los pantalones y evitar que la invasión haitiana que viene causando el deterioro acelerado de nuestros recursos siga avanzando. Ellos ya acabaron con los recursos de su país y ahora vienen a acabar el nuestro. Y cuando todo esté destruido en este lado de la isla, no tendremos como ellos han tenido en Republica Dominicana, un lugar donde refugiarnos. No tenemos branquias y lo que nos rodea es agua de mar.

Leave a Comment