USADA despojó a Lance de sus títulos

COLORADO — La Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) ha acordado la suspensión a perpetuidad del exciclista norteamericano Lance Armstrong y su descalificación de todos las competiciones en las que participó desde el 1 de agosto de 1998.

Así lo ha anunciado la USADA en un comunicado hecho público después de que Armstrong renunciara a comparecer ante una comisión de arbitraje para responder de los cargos de dopaje que pesan sobre él.

El ciclista estadounidense tenía hasta la medianoche de ayer jueves para responder a estas acusaciones.

La USADA explica en su comunicado que “como resultado” de la decisión de Armstrong de renunciar a su defensa, la Agencia Antidopaje está obligada a aplicar las normas previstas en estos casos, incluyendo el Código Mundial Antidopaje, al que se adhirió el exciclista, por lo que se le descalifica de los resultados conseguidos y se le prohíbe participar en ninguna otra competición.

“Nadie gana cuando un atleta decide hacer trampas con actividades peligrosas que implican el uso de drogas para mejorar, y los atletas que están limpios a todos los niveles esperan de nosotros que persigamos la verdad en su nombre para asegurar que la cultura de ganar a toda costa no supera a la competición justa y honesta”, ha afirmado el director ejecutivo de la USADA Travis Tygart.

Tygart ha explicado que en todas las ocasiones en las que tienen “pruebas contundentes de dopaje”, su obligación es “iniciar el caso a través de un proceso y seguirlo hasta su conclusión, como se ha hecho en esta ocasión”.

Los indicios de la USADA contra Armstrong se basan en las declaraciones de “numerosos testigos” que aseguran haber observado directamente “las actividades dopantes” de éste o que dicen que el exciclista reconoció ante ellos haber usado “EPO, transfusiones de sangre, testosterona y cortisona” durante el periodo comprendido entre 1998 y 2005.

Según esos testigos, Armstrong había consumido previamente EPO, testosterona y hormonas del crecimiento hasta 1996.

Los testigos también apuntaron que Lance “les proporcionó sustancias dopantes, les animó a consumir y a administrar productos o métodos dopantes, incluyendo EPO, transfusiones de sangre, testosterona y cortisona” entre 1999 y 2005, según la USADA.

La Agencia Antidopaje dice también que hay “datos científicos” que demuestran el uso por parte de Armstrong de “manipulación de la sangre incluyendo EPO o transfusiones de sangre” en su vuelta al ciclismo en 2009 en el Tour de Francia.

La suspensión a perpetuidad implica que Armstrong no podrá participar en ninguna actividad o competición organizada por las entidades firmantes del Código Mundial Antidopaje, como la Unión Ciclista Internacional (UCI).

Además de la suspensión, la USADA descalifica al exciclista de los resultados de cualquier competición en la que hubiera participado desde el 1 de agosto de 1998, “incluyendo la consecución de medallas, títulos, victorias, carreras finalizadas, puntos y premios”.

LAS INFRACCIONES
Éstas son las cinco infracciones por las que Armstrong ha sido sancionado:

- Uso y/o intento de uso de sustancias prohibidas y/o métodos, incluyendo EPO, transfusiones de sangre, testosterona, corticoides y agentes enmascaradores.

- Posesión de sustancias prohibidas y/o métodos incluyendo EPO, transfusiones de sangre y equipamiento relacionado, como agujas, bolsas de sangre, recipientes de almacenamiento y otro equipamiento de transfusiones y dispositivos de medición de parámetros sanguíneos, testosterona, corticoides y agentes enmascaradores.

- Tráfico de EPO, testosterona y corticoides

- Administración y/o intento de administración a otras personas de EPO, testosterona y cortisona.

- Prestar asistencia, incitar, contribuir, instigar, encubrir y otras complicidades en la violación de una o más normas antidopaje y/o intento de violación de reglas antidopaje.

Leave a Comment