Wade Michael Page: “Nazi frustrado”, y expulsado del ejército por beber.

EL ASESINO DE WISCONSIN TENÍA TENDENCIAS CLARAMENTE RACISTAS.

El pasado domingo, Wade Michael Page asesinó a seis personas e hirió de gravedad a otras tres, que se encontraban en un templo sij de Wisconsin. Al parecer, Michael, pertenecía a una banda de ‘skinheads’ y decía querer curar “a una sociedad enferma”; también tenía una banda punk, End Apathy, con claras tendencias neonazis, con el que ensalzaban el poder de la raza blanca. Además, había sido expulsado del ejército por beber.

El asesino fue abatido por la policía mientras se lanzaba contra un agente de la policía que pretendía socorrer a una de las víctimas. Este agente es uno de los tres heridos graves. El crimen de Page ha sido calificado como terrorismo ya que se considera que lleva componente de ‘odio ideológico’.

El asesino estuvo en el ejército entre los años 1992 y 1998 en la base de Fort Bragg (Carolina del Norte) y fue expulsado del cuerpo por mala conducta, ya que acostumbraba a consumir alcohol en sus horas de servicio. Se sospecha que pudiera estar obsesionado con el 11-S ya que tenía en su cuerpo un tatuaje en recuerdo a las víctimas. A pesar de estos datos y de que sus tendencias neonazis fueron registradas hace ya diez años, Wade no ha tenido ningún problema para poder adquirir una pistola y munición, ya que en EE. UU. solo hace falta ser mayor de edad y no tener antecedentes para adquirir una.

Se cree que los motivos de la matanza pudieron ser que confundiera a los sij con musulmanes, ya que aunque esta religión india no tenga nada que ver con la musulmana, su atuendo es muy parecido (turbantes y barbas largas). Por este error, en EE.UU. ya ha habido 700 ataques contra los sij desde 2001.

> En la imagen, Wade Michael Page y el lugar de su matanza.

Fuente: lavozlibre.com

Leave a Comment