Profesora Rosa Debord

Carta a Juan Pablo Duarte

 

Profesora Rosa Debord

Profesora Rosa Debord

Querido Duarte

El 26 de enero se celebra en toda la república tu natalicio, ya han pasado 204 años de tu nacimiento. En cada aniversario se realiza un desfile militar hasta llegar al Altar de la Patria donde reposan tus restos, allí frente a tu mausoleo, se te ofrece una ofrenda floral y se resaltan las virtudes que adornaron tu fructífera existencia. Aunque a juzgar por tu pudor y modestia, dudo que los actos solemnes con flores y emotivos discursos sea lo que más te agrade recibir por los siglos de los siglos. Tener valores que orienten nuestra conducta a alcanzar objetivos nobles y productivos es el modo más digno de honrarte.

Honorable prócer de la patria, serás por siempre el referente ideal que deberíamos imitar todos los dominicanos, porque fuiste un ciudadano ejemplar, un funcionario honesto y un líder coherente de accionar irreprochable.

Ofrendaste tu vida y todos tus recursos por la Independencia Nacional; te despojaste de la herencia que te dejó tu padre, Juan José Duarte, y pusiste esos bienes a disposición de los trinitarios para contribuir con la fundación de la República Dominicana. Tu patriotismo era absolutamente genuino y desinteresado y enfocado en el bien común y en la defensa de los mejores intereses del pueblo dominicano.

No gritaste a los cuatro vientos tu integridad, tus hechos hablaron por ti: cuando fuiste designado por La Junta Central Gubernativa como General de Brigada para la expedición de Baní, regresaste un mes después con un informe detallado donde decías en qué habías gastado cada peso y centavo, y devolviste el dinero sobrante porque para el honrado lo ajeno es lo ajeno.

¡Admirable héroe nacional!, hay tantos dominicanos que te honran con sus vidas, gente virtuosa que con sus buenas acciones hacen brillar y engrandecer la patria que tanto amaste.
Aquí entre nos, también hay unos cabezones que hacen y deshacen sin que nadie los detenga, los muy charlatanes no se portan nada bien.

 Continúe leyendo

About Osiris Rodríguez

Vea también

Matrimonio infantil: entre cultura y ética

Tiene cara de mujer, de niñas y de adolescentes pobres. El tema desnuda y expone …

Deja un comentario

error: