32.9 C
San José de Las Matas
viernes, mayo 14, 2021

Ambiorix Padilla: «Si nosotros queremos cambiar esta crisis, tenemos que dejar que la crisis nos cambie a nosotros»

Te puede interesar

Ambiorix Padilla le canta a la fe, proclama luz  en panoramas sombríos,  siembra, a través de su ministerio, confianza en medio de la soledad y el dolor.

Ese discurso que ha hecho canción y testimonio, es el mismo que abraza ahora en tiempos de crisis e incertidumbre.

“Si queremos rebasar cualquier crisis en nuestra vida, lo primero que tenemos que hacer es cambiar nuestra actitud de miedo y derrota, por una actitud de fe y esperanza”, dice.

En una entrevista concedida a LA INFORMACION, afirmó que la crisis es definitivamente una etapa de crecimiento, “en la cual obtenemos aún con dolor nuestras lecciones más productivas”.

“Es un tiempo de estiramiento espiritual, esto que  estamos viviendo no nos está aplastando, nos está estirando”, expresó el cantautor y predicador católico.

El autor de “Mi confianza en él” sostuvo que es en las etapas más difíciles es donde nacen  recomendaciones llenas de esperanza y de vida, qué por supuesto nos pueden servir para enfrentar esta y cualquier otra crisis que nos toque vivir asumiendo una correcta actitud de fe.

Para iluminar su reflexión utilizó un verso del Salmo 137,  donde en el periodo del destierro en Babilonia, una experiencia llena de desolación, cautiverio, desaliento y mucho dolor, Dios le habla a su pueblo exhortándolos a seguir adelante cuando todo su mundo se había derrumbado; Dios les recuerda que la vida no había terminado, que la vida tenía  que continuar.

Padilla hizo énfasis en el mensaje: ¡sé que están viviendo en el destierro, sé que hay mucho dolor en estos momentos, que la vida cambió drásticamente Y que este difícil proceso ha dejado incluso muertes, sin embargo quedan muchos sobrevivientes en medio esta crisis y todo tiene que continuar, no todo está perdido, nos quedan muchas razones para vivir”.

No es una invitación a continuar cuando cambien las cosas, sino a cambiar para que las cosas continúen

El cantante expresó que cuando pasamos por tiempos de crisis, tan fuertes como los que vivió este pueblo y como los que estamos viviendo en estos momentos a causa de la pandemia de la COVID-19, se asoma a nuestra mente la idea de que todo terminó.

“Peor aún, no solamente comenzamos a creer que es el fin, sino que ya no sirve de nada lo que hagamos para seguir adelante; en otras palabras pierde sentido vivir, y sólo tiene sentido SOBREVIVIR”, destacó.

Al retornar un segundo al salmo 137  hace énfasis en un detalle del texto.

“Colgaban los instrumentos musicales en los árboles porque ya habían perdido hasta el deseo de cantar….Y tú que ahora me lees en medio de las circunstancias actuales: perdiste el deseo de cantar, de reír, de soñar, de vivir??”, preguntó.

Padilla dijo que de ser así,  eso significa que no solamente hay una crisis a tu alrededor sino también dentro de ti.

El predicador comentó; “Me parece interesante que antes de darles la oportunidad de salir del destierro, de disfrutar otra vez del tesoro de la libertad y la alegría de volver a Jerusalén retomando su vida normal, igual que antes allí en la tierra de su bendición, Dios les hará primero conquistar su libertad y su alegría interior llenándolos de esperanzas y dándole ánimos para recomenzar en medio de la crisis”.

Del Salmo  137  sugiere  principios para implementar en la crisis

1- Construir: “Dios les pide construir casas dónde vivir. Una casa es un refugio para nosotros y para las personas con las cuales convivimos. Aunque en este momento debido a las circunstancias se hayan derrumbado tantas cosas, no podemos dejar de seguir construyendo nuestros proyectos los cuales serán un refugio para todos los que amamos en el momento en que Dios nos permita plasmarlos. Sigue construyendo tus sueños”.

2-Sembrar y cosechar: Dios les pide cultivar la tierra, todo parece indicar que existía tanto desaliento que se había marchitado su espíritu de trabajo, para que trabajar en un país extranjero y en medio de tanta desgracia para ellos?.  De alguna manera, Dios quería cultivar algo en ellos.

“Nos quedan tantas cosas por cultivar en nuestra vida personal, Como familia, como país, como humanidad. Tenemos tantas cosas que pueden dar vida, es posible que hasta este momento de crisis no hayamos sembrado nuestras mejores semillas, no hemos dado lo mejor de nosotros y por lo tanto no hemos disfrutado de los mejores frutos que pueden dejarnos nuestros esfuerzos. Es importante aprovechar este tiempo para cultivarnos, para aprender y descubrir el potencial que viaja dentro de nosotros, Dios cree que podemos dar mejores frutos. Por lo tanto aprovechemos este taller de vida para convertirnos en la mejor versión de nosotros”, afirmó.

3-Amar y compartir: Dios les pide que se casen. Casarse es un acto de amor, de unidad, una oportunidad para compartir.

“Es tiempo de volver a descubrir que una de nuestras mejores herramientas cuando llega la crisis es el amor, si algo nos mantendrá vivos luchando Y dándole sentido a lo que nos queda y a lo que somos es amar. La crisis hace se sensibilice el corazón humano, en medio de la necesidad nos encontramos con nosotros mismos y con los demás, aprendemos cuánto nos necesitamos y lo poderoso que es estar unidos”, recalca.

4- Crecer: Dios les anima a multiplicarse para que no disminuyan en el país de su aflicción. “La crisis es definitivamente una etapa de crecimiento, en la cual obtenemos aún con dolor nuestras lecciones más productivas. Es un tiempo de estiramiento espiritual. Esto no nos está aplastando, nos está estirando. A veces nuestra mente es tan estrecha y nuestro corazón tan restringido que no nos damos el oportunidad de tener la estatura  o la grandeza que Dios desea para nosotros, este propósito que Dios tiene con nosotros de ayudarnos a crecer.

5-Hacer el bien: Dios ahora les pedirá procurar el bienestar de sus propios enemigos y opresores, será necesario para ellos olvidar todos los resentimientos que nos narra el Salmo 137.

“Aunque la crisis es un tiempo de crecimiento muchos en vez de crecer se resienten, en medio de la frustración y la desesperación pueden renovarse las heridas del alma y los descontentos del corazón y de la vida; en vez de ser parte de la solución podemos convertirnos en parte del problema asociándonos a la crisis y potencializando los efectos del miedo y el caos. Dios les va enseñar que el mejor camino a pesar de todo el daño que le hayan hecho es el camino del bien. Esta es una gran oportunidad para bendecir a otros, para hacer el bien, para perdonar y para ser más humanos”, expuso.

6- Orar: Si no sabes por dónde empezar, orar es un buen comienzo. Orar es poderoso. Dios les va a pedir que oren especialmente por sus propios enemigos prometiéndoles que de esta manera el bien de los demás se convertirá en el bien de ellos también. Esto nos confirma algo maravilloso, que la oración tiene el poder de cambiar las circunstancias, lo que hoy es de una manera mañana puede ser de otra para nuestro bien, si oramos con amor y con fe.

Mariela López | ©  La Información

- Publicidad -spot_img

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias