#CulturaViva: «Lo criollo en la Guerra Restauradora», por Lincoln López

Lincoln López

La Guerra de la Restauración es un periodo de la historia dominicana que tuvo su origen el 18 de marzo de 1861, cuando el presidente Pedro Santana proclamó la anexión de la República Dominicana a España, por tanto, volviendo a ser provincia ultramarina, esta vez bajo el reinado de Isabel II. El Jefe del Estado, motivó su decisión ¨en que el pueblo dominicano cree en los valores de España, como: Religión, idioma, creencias y costumbres, que a su juicio aún los dominicanos conservaban con pureza¨. Pero Santana no percibió o no quiso darse cuenta que los valores, tradiciones y costumbres de la cultura criolla eran propios o autóctonos, con ciertos niveles de consolidación más allá del mestizaje inicial teniendo un alcance popular. Esa sociedad ´´reclamaba su autogobierno en América basándose en valores contrarios a la Corona´´, como muy bien argumenta el escritor dominicano Marcio Veloz Maggiolo en su ensayo Cultura dominicana y mestizaje.

Por esa razón la reacción nacional en contra de la anexión no se hizo esperar, y en la capital, en Moca, San Francisco de Macorís y otros pueblos. Aquí en Santiago, por ejemplo, el pueblo tras ser invitado, no acudió al cambio de bandera en la Fortaleza San Luis. Todo ese proceso de protestas tuvo un momento importante cuando el 16 de agosto de 1863 con el Grito de Capotillo, se inició la guerra para restaurar la soberanía perdida, finalizando en 1865 con la salida de las tropas españolas de nuestro suelo patrio. Los historiadores han compilado las variadas causas que motivaron la misma, pero que las resumo a tres:

Una, la económica (el estado de miseria de la población, monopolización del negocio del tabaco, los impuestos); dos, la discriminación racial manifestada en el desprecio y en el maltrato que recibían los dominicanos por parte de los españoles, y tres, el sentimiento de lo criollo manifestándose como identidad nacional, se había ido cuajando en la conciencia de los dominicanos, tejiéndose poco a poco en un proceso cultural de años. En ese proceso hay que incluir los conceptos patria, república, las guerras precedentes como la de Palo Hincado o la Independencia Efímera donde va conformándose una idea…luego una ideología más acabada como la que formuló Juan Pablo Duarte, y que tuvo su momento luminoso con la proclamación de la independencia el 27 de febrero de 1844, y, también contra esto, luchaban los españoles.

La comunión de esos y otros factores, hizo que la Guerra de la Restauración se extendiera rápidamente desde Dajabón (Capotillo) por el Cibao, y para el 6 de septiembre los restauradores habían llegado a Santiago y le daban fuego a la segunda ciudad en importancia del país “en un hecho único en la historia de las guerras de independencia latinoamericanas” como lo expresa Juan Bosch en su ensayo sobre este acontecimiento histórico, publicado en 1982. Más adelante el destacado autor de la Guerra de la Restauración, expresa: ¨la guerra de la Restauración tuvo desde el primer momento el apoyo resuelto de las grandes masas del pueblo dominicano porque en ella se reunieron una guerra de liberación nacional y una guerra social”…

Los criollos dominicanos tenían como parte de su corazón y de su razón el concepto de la identidad nacional, defendido valientemente en esta y en otras acciones militares y civiles.

LA INFORMACIÓN

Digiprove sealThis article has been Digiproved

About Osiris Rodríguez

Vea también

Más y mejor Sociedad Civil

En estos días de renovación del alto funcionariado del Estado ha vuelto a escucharse la …

Deja un comentario

error: