19.4 C
San José de Las Matas
miércoles, octubre 20, 2021

Ladrones honestos e íntegros todavía existen

Te puede interesar

“El castigo del embustero es no ser creído, aun cuando diga la verdad”-Aristóteles.

Por AURELIANO VINCENT / Acento.com.do

El mundo en el que nos ha tocado vivir, luchar, trabajar, sufrir, amar, odiar y rezar es terriblemente hedonista -en la acepción extrema que Epicuro no atribuyó a su doctrina-, falaz, terriblemente consumista, predominantemente hipócrita en sus manifestaciones espirituales y, sobre todo, inmensamente mentiroso.

Si, el ser humano de nuestros días, en general, siendo banal, superficial, materialista, exhibicionista expansivo, simulador y en gran medida narcisista, es insospechadamente mentiroso. De hecho, la mentira siempre fue compañera inseparable de la humanidad, pero en este siglo de admirables progresos materiales, es un atributo indispensable del comportamiento cotidiano de los estamentos cruciales de la vida nacional.

La clase política dominicana, que nunca en términos morales ha representado lo mejor de la sociedad dominicana, es un sobresaliente ejemplo de duplicidades, falsedades, simulacros morales, trampas populistas y artificios verdaderamente excepcionales.

Los niños mienten y nosotros, padres y abuelos, tratamos de enmendar las faltas. Con los niños todavía podría haber solución, con los políticos no: las mentiras son el elemento más relevante de su notable feracidad y asombrosa vigencia. ¿Una exageración? Para demostrar bastaría mirar los hechos a ambos lados del mundo político dominicano. Al del gobierno y al de la oposición.

En cuanto al gobierno, para ser justos, dejemos transcurrir un poco más de tiempo para pasar balance al cambio histórico prometido. Sobre este se ha teorizado muy poco. La realidad es que no existe doctrina acabada alguna del cambio perremeísta o perredeísta, que no es lo mismo, pero da igual.

Nadie desde el actual gobierno podría presentar una concepción sistémica del cacareado cambio, de sus esencias y atributos distintivos. En más de cien días no advertimos contundentes ejemplos alentadores. Por el contrario, aflora con fuerza la tozuda permanencia de lo viejo, del clientelismo, la ambición desmedida, la profundización del proceso de captura del Estado y consolidación de la ideología estatal pancista, nepotista y patrimonialista.

Pero las oportunidades se ofrecen hasta a los más malos. No importa que estemos frente a la misma ladronera con una misma génesis como denominador común. Esperemos, practiquemos el arte de la longanimidad y seamos al final objetivos imparciales.

En cuanto a la oposición, ahora aparentemente liderada por el Comité Político del desacreditado PLD, estamos obligados a decir que representa la más fecunda madre de las mentiras y actuaciones teatrales. El contexto le favorece mucho. Estamos acostumbrados a leer y oír diariamente mentiras o medias verdades de todas las estirpes temáticas. Las fake news marcan nuestra época.Y ya la indignación parece no existir: parecería que estamos al borde la resignación. Es como si estuviéramos forzados a fingir que creemos para perder nuestra identidad en un ambiente político cada día más tóxico.

Danilo Medina es el druida de las mentiras del mundo político dominicano. El más alto exponente de una cultura política que funda sus éxitos en las afirmaciones falaces, las medias verdades y el silencio penalmente cómplice. Sin duda, el expresidente podría ser un buen ejemplo regional en cuanto a su capacidad de decir algunas verdades mintiendo.

La mentira en Medina es el principal distintivo de su personalidad política. Gusta mezclar las realizaciones de sus gobiernos, todas abusivamente sobredimensionadas en sus costos, con la defensa de la inocencia de los encartados de estos días, entre ellos cercanos familiares.

¿Alguien recuerda sus reacciones ante los actos de corrupción flagrante de sus gobiernos? ¿Cuál ha sido su actitud como jefe de Estado en relación con el enriquecimiento meteórico de sus más cercanos colaboradores? ¿Qué hacía con los informes que recibía de los servicios de seguridad, los comentarios de la gente proba de sus gobiernos, las denuncias de los programas de investigación y las escandalosas denuncias públicas por otros medios de actividades indecentes ocurridas en sus administraciones? No dice nada sobre las imputaciones. Prefiere hablar de la grandeza de sus gobiernos históricos negando la corrupción rampante de sus gobiernos y los procesos de enriquecimiento meteórico protagonizados por sus viejos y nuevos compañeros de partido.

Quisiéramos pensar que en los apresamientos realizados prevalezca la contundencia de las pruebas bien articuladas. Que las presentes autoridades lleguen hasta las últimas consecuencias, sin olvidar el fango del caso Odebrecht al que podríamos hacer retornar al presidente en funciones del PLD. Que, de comprobarse actos reñidos con la ley y fortunas que no pueden ser explicadas desde ninguna lógica terrenal, duras sentencias sean pronunciadas. Tal actuación sería señal de renovada de determinación política. Evidencia diferenciadora incontrovertible con el pasado oprobioso que todos esperamos.

Que se maquille la realidad no debería ofender a nadie. Se hace todos los días. Pero negar lo evidente lanzando rosas a la putrefacción política que Medina se encargó personalmente de santiguar y promover, habla de la persistencia en la maldad. En concebir la política como el mejor escondite para lucrarse de manera desmedida, acelerada, desvergonzada e impune. Hoy, más que nunca, debemos afinar la capacidad de descubrir los hechos detrás de las declaraciones altisonantes. ¡Utilizarla es la mejor vía para digerir nuestra clase política!

¿Integridad y honra? ¿A quién le habla el expresidente Medina? Todos nosotros sabemos que el incipiente derrame del relave pestilente del cohecho multiforme de su entorno, puede llegar en cualquier momento ensuciar de mala manera su alegada inmaculada biografía de hombre público.

- Publicidad -spot_img

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias