28.6 C
San José de Las Matas
domingo, noviembre 28, 2021

Primera ronda de vacunación contra COVID-19 en NY con una dosis de dudas y cierta ‘inyección’ de temores

Te puede interesar

Era predecible: la nueva vacuna de Pfizer aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y que empezará a ser aplicada a partir de este lunes en Nueva York es un esperanzador escudo para poner fin a la demoledora pandemia que mantiene contra las cuerdas a los neoyorquinos. Pero esta cruzada de inmunización, desde ya, enfrenta un camino muy empedrado.

Por un lado, algunos sectores están ansiosos a la espera que el antídoto alcance más rápido a la población no vinculada con el sector salud. Otros sienten dudas y pánico de inocularse un fármaco recién “salido del horno”. Y otro grupo se rehúsa por completo a acceder a esta inmunización.

En las calles de la Gran Manzana posiblemente la nueva vacuna sea uno de los temas que se habla en voz más alta. Más en este instante en el cual la segunda ola de infecciones sigue alarmando a las autoridades.

Con 71 años de edad y absolutamente saludable, el taxista dominicano Andrés Pérez se siente como un “roble” para seguir trabajando por muchos años más, en estos tiempos difíciles en las calles de la ciudad. Ahora que la primera ronda de vacunas tiene luz verde para grupos específicos del área hospitalaria, el isleño no tiene claro cuánto tiempo deberá esperar para estar protegido contra el virus.

“Yo estoy listo para ponérmela. Yo no le tengo miedo a eso de los efectos secundarios. No creo que somos unos ratones de laboratorio por eso. El coronavirus mata. Y las autoridades científicas en este país, han demostrado por años que no son locas”, relata quien estuvo encerrado entre abril y mayo cuando el virus hacía estragos en la ciudad de Nueva York.

Andrés, de acuerdo con el protocolo impuesto por el Gobierno Federal, quien compra, distribuye y establece las prioridades de la ruta de la inmunización, está muy de lejos en la lista de los primeros  grupos que deberán recibir la nueva vacuna de Pfizer, que apenas tuvo el primer visto bueno por la FDA el pasado jueves. Todo indica que el trabajador del volante deberá esperar, a los menos, algunos meses.

“Yo estoy en la calle trabajando. Y estoy moviendo en mi carro a quienes vienen y van al hospital porque se sienten mal. Y ahora, a quienes necesitan un servicio de transporte porque califican para ser vacunados”, dice el isleño quien como centenares de miles, confían estar por lo menos en la fase cuatro para ser inmunizado, es decir en el grupo de trabajadores esenciales fuera del sector salud.

Largo camino

El hallazgo de la aprobación y disposición de una vacuna que da un paso muy firme para la lucha contra el coronavirus en Nueva York, luego de 10 meses de muerte, dolor y devastación económica, en teoría debería ser el principio de un poderoso paso para el regreso a la normalidad ¡Pero no! Este lunes 14 de diciembre cuando se enciende el botón de su aplicación, surgen miles de nuevos desafíos para lidiar con la pandemia que ha cobrado la vida de más de 24,000 almas en la Gran Manzana.

De acuerdo con el comité asesor sobre prácticas de inmunización de los Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (DCD) se prioriza las vacunas para los trabajadores de la salud, los residentes y el personal de los asilos de ancianos en la primera fase.

A la fecha no hay precisión sobre cuántas unidades del nuevo fármaco estarán disponibles para aplicar a la población “no prioritaria” en los próximos meses. Las primeras rondas que llegarán este mes de Pfizer y Moderna sumarán más de 500,000 dosis.

Este contenido fue publicado primero en EL DIARIO NY. Clic aquí para ver la información completa.

 

- Publicidad -spot_img

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias