21.4 C
San José de Las Matas
viernes, julio 30, 2021

Gesta patriótica y heroica

Te puede interesar

Dominicanos intrépidos aunaron amor patrio, valentía y voluntad política en la creación de un movimiento cívico-militar, el cual sustentó la revuelta de abril de  1965 y la consagración en una batalla por el regreso a la constitucionalidad, luego del golpe de Estado perpetrado en septiembre de ese mismo año contra el gobierno que encabezó el profesor Juan  Bosch.

Representantes de la oligarquía de República Dominicana y de Estados Unidos y políticos conservadores y de la ultraderecha,  se aliaron e invirtieron los recursos necesarios para abortar el naciente régimen democrático dominicano.

La rebelión cívica bautizada como la “Revolución de Abril de 1965”, representó la dignidad y la disposición de un pueblo que desafió el poderío militar de Estados Unidos en defensa de la libertad y por una nación libre, soberana e independiente.

El pasado sábado 24 de este mes histórico en el combate por la soberanía, en el contexto de la conmemoración del 56 aniversario la revuelta constitucionalista, se rindió tributo a los héroes y heroínas que entregaron sus vidas en una jornada contra la intervención de Estados Unidos y contra los lacayos nacionales.

Se trató de una revolución po­pular, porque se integraron con firmeza todos los sectores democráticos a una cruzada por el restablecimiento del orden institucional y la democracia puesta en marcha en febrero de 1963.

Durante la “Guerra Patria”, como la califican muchos histo­riadores, los constitucionalistas llenaron sus espíritus de patriotismo, por eso combatieron con fiereza y se enfrentaron a las fuerzas invasoras, las cuales combinaron acciones de infantería con bombardeos aéreos y la utilización de armas de alto calibre, tanques de guerra y múltiples recursos militares muy superiores a los pertrechos usados por los patriotas.

La batalla se inició el 24 de abril de 1965 y avanzó hacia el poder, bajo el mando del coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, pero el 28 de abril los insurrectos fueron atacados por 42 mil marines “yanquis” y los invasores impidieron la liberación nacional y la restauración de la constituciona­lidad.

Honrar la memoria de los constitucionalistas implica asumir con responsabilidad los retos por la construcción de una nación libre y soberana sujeta a la sentencia del fundador y padre de la Patria, Juan Pablo Duarte, quien proclamó: “Nuestra Patria ha de ser libre e independiente de toda Potencia extranjera o se hunde la isla”.

Que se enaltezcan, pues, con fervor patriótico los héroes de abril de 1965, porque a ellos se debe el ensayo democrático que está en marcha en República Dominicana.

Fuente: © La Información.

- Publicidad -spot_img

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias