20.3 C
San José de Las Matas
martes, mayo 17, 2022

Scarlin Hernández #OrgulloSerrano en la Nasa

Te puede interesar

Scarlin Hernández, nació en Santiago, pero ha vivido en diferentes áreas como Cebú, Jánico, Pedregal y San José de las Matas. 

La ingeniería astronáutica dominicana Scarlin Hernández ha escrito y probado código para la misión del telescopio espacial James Webb de la Agencia Espacial Estadounidense (NASA, por sus siglas en inglés). Su trabajo, junto al de otros profesionales, impacta los diferentes sistemas que se usan al comandar y controlar el sistema de despliegue, el sistema que controla el espejo primario, y el sistema de propulsión que ayuda a mantener la orientación y posición de la nave en el espacio, para que no se salga de control y permanezca en órbita.

El James Webb fue lanzado al espacio con éxito la mañana del pasado 25 de diciembre, a través de un cohete Arianne 5, desde un país francés en Sur América, French Guiana, y recientemente también desplegó satisfactoriamente su antena principal, con la cual enviará a la Tierra 28.6 gigabytes de datos, dos veces al día. Después de que el vehículo se separó del cohete, comenzó una jornada de más o menos 30 días de despliegue y viaje hacia el punto Lagrange 2, donde se estima que llegue en aproximadamente cuatro semanas.

Un telescopio espacial es un telescopio usado en el espacio para explorar las fronteras del universo. Una de las razones por las que es beneficioso tener este instrumento ubicado en el espacio es para que la atmósfera terrestre no interfiera con las observaciones. Los telescopios pueden obtener una imagen más clara del universo, desde estrellas en explosión hasta otras galaxias.

El James Webb irá en búsqueda de las primeras luces de nuestro universo. También va a observar nuestro sistema solar, la formación de galaxias, otros planetas que orbitan una estrella y muchas otras metas incluyendo más información sobre el comienzo de la vida.

Scarlin Hernández explicó, en una entrevista exclusiva para El Nuevo Diario, que en general el telescopio está conformado de sistemas críticos para la nave espacial, un parasol que protege el telescopio y sus instrumentos de la luz y del calor del Sol, la Tierra y la Luna, un espejo de 6.5 metros construido con 18 segmentos que refleja la luz infrarroja el cual mantendrán alineados para que nos pueda dar las mejores imágenes posible.

Hernández expresó que la parte que más le gusta de esta misión es que siente que “vamos a hacer historia y a lograr un gran sueño para todos, que es conocer más sobre nuestro origen en este planeta y poder servir a la humanidad en esta capacidad es un gran honor”.

Explicó que la parte más difícil de este lanzamiento es que son un equipo que debe unirse para lograr los objetivos de la misión, pero a veces hay personas con opiniones muy fuertes o puntos de vista diferentes que pueden ser difíciles de navegar y también las largas horas de trabajo, especialmente cuando trabajan turnos de 12 horas día tras día.

Scarlin Hernández, nació en Santiago, República Dominicana. Su familia emigró de Villa Trina y Moca a un pueblo pequeño en Jánico, llamado Cebú, como a una hora de Santiago, pero han vivido en diferentes áreas como Pedregal, San José de las Matas y Puerto Plata. La joven dominicana cuenta que lo que más recuerda de su país es la cultura, la comida y la música.

“Yo tenía 4 años cuando mi madre y yo emigramos a Brooklyn, Nueva York. Después de un par de años nos mudamos a Baltimore, Maryland”, explicó Hernández

Su interés por la ciencia inició en la escuela intermedia, donde tenía una maestra que además de ser bien femenina, tenía gran pasión por las ciencias. “Ella me enseñó química, ciencia medioambiental, etcétera. Incluso ayudé a mantener limpia nuestra bahía a través de un programa de restauración de ostras que hicimos con ella. En fin, me enseñó lo importante, valioso e interesante que es la ciencia. Se puede decir que ella fue la persona que prendió una chispa de interés dentro de mí sobre las ciencias. Después asistí a una escuela técnica donde me enamoré de todo lo que era la ingeniería y el resto es historia”, dijo.

Scarlin cuenta que sus materias favoritas en la escuela eran matemáticas. “A veces entraba a clase y ansiosamente esperaba el examen del día. Me encanta resolver problemas. Sé que algunas personas interesadas en tecnología no les gustan las artes o escribir, pero a mí me encantan, soy bien creativa”, explicó.

Hernández estudió ingeniería de computadoras en la Capitol Technology University en Maryland, Estados Unidos. Eligió esa carrera porque tenía una idea y quería construir computadoras, pero después que comenzó la pasantía en la NASA se enamoró de las operaciones de vuelo espacial.

“Lo más difícil para mí fue la clase avanzada del microcontrolador Arduino y lo que más me gustó fueron las clases de ingeniería eléctrica donde estábamos en el laboratorio jugando con osciloscopios, voltímetros, placa madre, transistores, conductores, etcétera”, comentó Hernández.

Para trabajar en la NASA, Scarlin aprovechó que la universidad donde estudiaba tenía un consorcio con la agencia y decidió aplicar para una pasantía, al igual que para entrar al proyecto del Telescopio Espacial James Web (JWST), simplemente decidió aplicar, y fue admitida.

La joven dominicana quería trabajar desde los 14 años de edad, pero su madre no se lo permitió para que se enfocara en los estudios; su primer empleo fue como asistente de registración, y asistente de residentes en su universidad, y en el área de ciencias su primer empleo fue como ingeniera de pruebas junior a través de una pasantía en la NASA.

La ingeniera dominicana Scarlin Hernández es también oradora motivacional en español y en inglés para diferentes países. Su visión es motivar a las personas que ven un pedazo de ellos en ella o en su historia y se inspiren a ir por más, a perseguir sus sueños.

“Ya seas mujer, Afro-Latina, inmigrante, ya sea que vivas en la pobreza o has pasado por traumas y tiempos difíciles, quiero que sepan que hay una luz al final del túnel porque yo soy o era todas esas cosas que mencioné y hoy en día estoy realizando mis sueños porque creí en mí misma, trabajé duro y no me di por vencida. Entonces ese es mi mensaje, tu pasado no te define y estás en control de tu destino”, comentó Scarlin Hernández.

La joven ingeniera expresó que le ofrecieron un trabajo para la misión del telescopio espacial Roman que lanzarán en el año 2027, diseñado para descubrir los secretos de la energía, materia oscura, y de planetas extrasolares, pero que ahora mismo su enfoque es el lanzamiento del James Webb. “Después de ahí creo que voy a explorar otras carreras ya que tengo 11 años en esta industria, siempre en línea con mi propósito claro”, puntualizó Hernández.

Scarlin expresó que como profesional le gustaría llegar hasta el espacio! “En una etapa pensé en ser astronauta, pero mi altura me descalificó. También me he certificado en administración de proyectos y es algo que por mucho tiempo me ha interesado”, dijo.

Para Hernández, su madre es su modelo a seguir como persona y como profesional no tenía modelos a seguir hasta que se convirtió en una profesional y aprendió de personalidades como la doctora Ellen Ochoa; también guarda admiración por Devi Brown y por la dominicana Paola Santana, reconocida en la industria de los drones de Silicon Valley.

La joven ingeniera dominicana expresó que uno de los mayores errores que ha cometido ha sido pensar que porque le gustaba la actuación, baile y las artes, no debía perseguir una carrera en ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas (STEM).

“Creo que viene de esa pregunta que los adultos les hacen a los niños cuando pequeños, les preguntan ¿qué quieres hacer cuando crezcas?, y desde esa edad pensamos que solo una respuesta es válida, que tenemos que escoger una sola cosa y eso es simplemente falso. También pensar que solo hay una manera de llegar a una profesión, que solo hay un camino o ruta estricta, cuando en verdad las carreras en ciencias son bien flexibles. Puedes tomar muchos caminos diferentes. Por ejemplo, puedes ser una ingeniera de computadoras o software y trabajar para la NASA o para Instagram o para una empresa de alimentos. Se necesita tecnología en todas partes,” explicó Scarlin.

Para el desarrollo de nuestro país en el área de las ciencias, Hernández recomendó la enseñanza de ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas (STEM, por sus siglas en ingles), en las escuelas de República Dominicana y hacerlo divertido, hacer más actividades para exponer al público.

“Necesitan financiar programas y campamentos de STEM, contratar oradores nativos o con los que el público se pueda relacionar para inspirar no sólo a la próxima generación, sino a todos. Nuestro mundo está cambiando y no podemos permitir que nuestra gente se quede atrás”, dijo.

“No escuches a los detractores, trabaja duro, no te dejes vencer y vas a ver que un día todo ese esfuerzo y trabajo dará frutos. Lo más importante es creer en ti mismo porque cuando lo haces puedes hacer lo imposible, posible. Recuerda, Gatea, camina, corre y salta hacia tu sueño, porque solo así podrás alcanzar las estrellas”, aconsejó la ingeniera espacial dominicana Scarlin Hernández a la juventud interesada en la ciencia.

Fuente: El Nuevo Diario

- Publicidad -spot_img

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias

error: Content is protected !!