ūüé•DIF√ćCIL DE TITULAR:

Rafael De Mesa

Por. Rafael De Mesa.

Rafael De Mesa

Para cualquier ciudadano resultaría difícil encontrar un titular para éste vídeo, el cual recrea el festival de los altos precios, que desde los artículos de primera necesidad hasta combustibles, medicinas, materiales de construcción y servicio de transporte, están afectando los escasos ingresos de los más pobres del país.

Para el gobierno actual eso no es preocupaci√≥n, mucho menos prioridad, las actuales autoridades tienen casi dos a√Īos con la pr√©dica de corrupci√≥n sectorizada e unidireccional, demostrando con ello, que su idioma s√≥lo alcanza palabras que tengan que ver con el turismo y destacar las inversiones del sector privado, mientras eso ocurre, el pueblo trabajador, la gente pobre y la clase media observan, sienten y padecen la disminuci√≥n de los pocos ingresos que reciben, llen√°ndose de impotencia, cada vez que van al m√©dico o entran a un colmado.
Si nos llevamos de las estad√≠sticas, de las cifras de crecimiento que ofrece un Banco Central, entonces tenemos que concluir se√Īalando, que las Autoridades Dominicanas se refieren a otro pa√≠s que no es Rep√ļblica Dominicana.
Hasta que el crecimiento económico que presentan las autoridades monetarias del país no se refleje en los bolsillos del pueblo consumidor, hasta que ese crecimiento no se refleje en bienestar de los más pobres del país y que representan la mayoría en un país de 12 millones de dominicanos aproximadamente, la bonanza y bienestar que exhiben quienes gobiernan, no es creíble por ninguna parte, no importa quién lo diga.
La calidad de vida del dominicano se deteriora cada d√≠a m√°s, la inversi√≥n p√ļblica pr√°cticamente paralizada, m√°s de 13 mil millones de d√≥lares en un festival de pr√©stamos y una pol√≠tica comunicacional que nos convierte con su magia lo dulce por amargo y lo amargo por dulce.
Mientras el Presidente hac√≠a gala en la Feria Fitur en Espa√Īa, el pa√≠s recib√≠a la noticia como cada f√≠n de semana de nuevas alzas en los precios de los combustibles, las escuelas cerradas y el pa√≠s con m√°s de 6, 024 nuevos contagios, de manera que, Rep√ļblica Dominicana est√° viva y respira todav√≠a, porque mantiene muy viva la esperanza de alg√ļn d√≠a pueda tener un gobierno que piense m√°s en la clase pobre, gobernantes, que lo que prometan en oposici√≥n, puedan cumplir y validar sus promesas de campa√Īa.
Vea √©ste v√≠deo y actual√≠cese con los precios en Rep√ļblica Dominicana, donde por m√°s que usted esprima, s√≥lo salen peque√Īas l√°grimas de dolor e impotencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *