Julio Cesar Disla
Julio Cesar Disla

Julio Cesar Disla.

Es el título del libro de Vicente González Castro, quien fue profesor de Teoría de la Comunicación del Instituto Internacional de Periodismo “José Martí y de la Universidad de la Habana, Cuba; a quien Vianco Martínez bautizó como el maestro en la comunicación.
Rafael Núñez, Vianco Martínez, Federico Reynoso, Ángel Berto Almonte, Henry García y quien escribe logramos persuadir a Vicente González Castro de la necesidad de plasmar los conocimientos que exhibía en las aulas en Teoría de la Comunicación, para que nos legara como cuestiones prácticas para el trabajo cotidiano de la comunicación, teniendo como herramienta su libro.
González Castro me confesó en una conversación que no se “trataba de miedo escénico; ni siquiera del temor de que los conceptos, juicios y comentarios materializados en su libro, fueran infundados o anticientíficos, sino que la verdadera causa de todo, era que “personalmente, no tenia conocimientos de la existencia de otros libros como “profesión comunicador”.
La mayoría de los libros relacionados con los problemas de la comunicacion, se concentran en posiciones excesivamente teórica, posiblemente porque la rama del conocimiento científico que se ocupa de esto contenido se llama Teoría de la Comunicación y a los autores y especialistas se les ha ido un poco las manos en teoría y han olvidado referirse a ciertos aspectos, que si bien no van a contribuir a resolver los problemas en el contexto informativo internacional, al menos ,le servirían de herramientas practicas a todos aquellos que tienen que ver con la comunicación de ideas y conceptos como parte de su perfil profesional.
Indudablemente que hoy en día el acceso a la información correcta en el momento oportuno y en el formato correcto es decisivo, precisamente en estos momentos tan especial de desinformación que vive la humanidad.
La desinformación es la mutilación de la realidad objetiva, es la información falsa o incorrecta con propósito deliberado de engañar.
Muchas historias falsas o engañosas se inventan y difunden sin comprobar su veracidad ni calidad. Gran parte de esta desinformación se basa en teorías de la conspiración, y parte de ella introducen algunos de los elementos de ellas en el discurso predominante.
Profesión Comunicador enfoca la Teoría de la Comunicación de manera práctica, sin que ello implique un olvido de la teoría o haga concesiones al facilismo o a la superficialidad.
En mi opinión personal, ninguna teoría tiene verdadero valor si posteriormente no podemos concretarla en una serie de principios, postulados y leyes que tengan una aplicación práctica. En eso radica la fuerza del materialismo dialectico e histórico, donde cada día que pasa, los que hemos estudiado sus contenidos encontramos que se pueden aplicar a nuevas y nuevas facetas de la vida, por ajenas que puedan parecer a la filosofía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *