19.7 C
San José de Las Matas
miércoles, mayo 18, 2022

Informe para meditar

Te puede interesar

El informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos sobre la violación de los derechos humanos en República Dominicana, convoca a la me­ditación para determinar las debilidades, las amenazas y las fortalezas de la democracia; solo así se superarán los errores y se afianzarán los aciertos del frágil sistema político dominicano.

Además, es oportuno revisar el comportamiento de quienes dirigen a instituciones como la Policía Nacional, porque abusan del poder y violentan la Constitución en perjuicio de los ciudadanos,  por tal razón, debe enfrentarse con responsabilidad.

Otra situación que amerita una profunda evaluación, es la distribución de los bienes y riquezas producidos en República Dominicana, porque se registran injusticias sociales expresadas en desigualdad e iniquidad, en la medida que pocas familias obtienen cuantiosas fortunas y la mayoría deben conformarse con “migajas”; eso implica que reducidos grupos vivan en mundo de abundancia y la mayor parte subsista en condiciones inhumanas.

También, muchos dominicanos enfrentan serias dificultades para alimentarse, educarse, lograr asistencia médica adecuada para contrarrestar las enfermedades, y conseguir empleos de calidad, es decir, esos derechos fundamentales no están garantizados a ple­nitud.

Sin embargo, hay que reconocer que se ha avanzado en la búsqueda de respetar los derechos humanos, porque el Gobierno Central aplica políticas orientadas a satisfacer las necesidades básicas de la población y en esa dirección propicia una alianza público-privada, en procura de aunar esfuerzos y voluntades por el bienestar social.

Es perentorio acelerar la reforma policial para transformar estructuras obsoletas, erradicar mentalidades trujillistas de muchos agentes policiales, educar al personal, modernizar los métodos policíacos en aras de proteger vidas y propiedades, concienciar a los policías para que sustenten su accionar a la Carta Magna y a las leyes y  mejorar su modo de vida y de trabajo; esos son retos urgentes por la construcción de una mejor Policía Nacional.

No se  puede continuar con acciones violatorias a los derechos humanos manifestadas en crímenes extrajudiciales, agresiones físicas contra personas indefensas, maltratos verbales, incautación irregular de bienes de la población y arrestos y allanamientos al margen del debido procedimiento; esas prácticas son “odiosas e indignantes”.

Un ejemplo de la arbitrariedad policíaca fue la actitud agresiva de oficiales y alistados adscritos a la Digesett contra el Defensor del Pueblo y varios periodistas en el canódromo, cuyo suceso ocurrió exactamente el día que se ofreció el informe sobre la violación de los derechos humanos en el país.

Qué se estudie, pues, con sentido crítico el informe de Estados Unidos, para rebasar las debilidades, por el respeto a los derechos humanos.

Fuente: © La Información.

- Publicidad -spot_img

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias

error: Content is protected !!