21.4 C
San José de Las Matas
lunes, agosto 8, 2022

Bancas de apuesta y loterías: Una trampa legal contra los más vulnerables

Te puede interesar

Hay un desarrollo creciente de una cultura viciosa, amparada en permisos legales, que a la luz de la Etica son muy cuestionables, ya que se supone que tanto el Poder Ejecutivo como el Legislativo deben ser guardianes del Bien Común y no vulgares promotores de una cultura de vicios que atenta contra los más vulnerables de la sociedad.

Se ha vendido la idea de que estamos en un proceso de cambios, sin embargo en muchos aspectos las acciones demuestran que parece que somos “más de lo mismo del pasado”, que al menos deberíamos intentar cambiar, como es el caso de tantas loterías, los siete días de la semana y más bancas de apuestas que colmados en todo el territorio nacional.

Tenemos el reto de hacer un esfuerzo mancomunado para desarrollar una cultura de amor al trabajo productivo y al ahorro sistemático, aunque sea de pequeñas cantidades de dinero de lo poco que recibimos, ya que no hace rica a una persona, ni a una familia y menos a la Nación, todo lo que reciban, sino que lo poquito que ahorran es lo que lleva a la riqueza, creadora de autonomía e independencia verdadera.

Tanto el Poder Ejecutivo como el Poder Legislativo se tienen que poner de acuerdo para poner algún tipo de freno a la proliferación  de loterías, bancas de apuestas y otras malas prácticas promotoras no del trabajo productivo y del ahorro, sino de la idea de la “buena suerte o mala suerte”, cosas que solamente existen en la fantasía de las personas más vulnerables que quieren resolver su vida a base de un golpe de suerte. La suerte no existe. La buena suerte comienza con el trabajo productivo y el ahorro sistemático aunque sea de un cinco a un diez por ciento de todo lo que recibimos, sea como salario o como un beneficio generado por alguna operación comercial.

De acuerdo a FENABANCA en el país hay más de 100,000 bancas de loterías, pero esta cifra se triplica con las instalaciones de bancas ilegales en franca violación a la ley, sin que nadie actúe contra esta mala práctica.

Cuando las autoridades, que están llamadas a ser celosos guardianes del Bien Común, fallan en su rol, caemos en una especie de estado anómico, donde lo anormal se convierte en norma a base de malas acciones repetidas sin ninguna sanción.

Conviene recordar lo que enseñó Jefferson, padre de la Constitución de Estados Unidos: “La ley sin sanción, no entra en la razón”.

Esperamos que se regule de una vez  y  por todas  la proliferación de tantas loterías y bancas de apuestas, que son una trampa legalizada contra los ciudadanos más vulnerables de la sociedad.

- Publicidad -spot_img

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias

error: Content is protected !!