Las encuestas de RD Elige 2024  ha coincidido en ciertas cosas con otras publicadas a la fecha, los números del presidente Abinader siguen sólidos, los temas económicos son los más acuciantes para la población, sin embargo hay varias cosas interesantes sin importar si usted la cree válida o no: lo primero es que la percepción de corrupción ACTUAL va subiendo y se encuentra en un abrumador 57% vs el 56% del mes anterior, lo que indica que no sólo del PLD y de la Fuerza Del Pueblo desconfía la gente y que la baza de la corrupción como tema de campaña se ha convertido en un arma de doble filo y si se le suma los números de aquellos que entienden que no todo está tan bien, que ronda el 40% el resto del gabinete debe arrear la mula,  lo segundo es que los grandes ganadores en el escenario político según ellos son David Colladoen el PRM  y Abel Martínez en el PLD, el primero en todos los escenarios presentados tiene unos índices de popularidad que compiten con los del presidente Abinader (y eso es mucho decir teniendo en cuenta que a pesar de los pesares se mantiene en números envidiables) y los de Abel Martínez porque hasta la fecha Margarita siempre se  había tenido la percepción que era la puntera y sin embargo él le sobrepasa, lo tercero es que los grandes perdedores son Francisco Domínguez Brito y Guido Gómez Mazara quienes debemos de recordar que tienen varios años en aspiraciones y al menos por antigüedad debieran de estar mejor posicionados y según los números de dicha encuesta no es así.

Otra cosa curiosa es que hay funcionarios que desde que empezó la gestión no han dejado de ser tendencia y no precisamente por sus buenas realizaciones, sin embargo y una muestra de que el mundo digital y los medios no necesariamente influyen, es que en esta encuesta están bastante bien, aún presentando una tasa de rechazo importante aunque no determinante, por lo que no se sabe si toda la alharaca de las tendencias y toda la visibilización de los yerros vale la pena, si la gente prefiere perdonar casi cualquier cosa antes que volver a lo anterior o mirar a otros lados menos populares, es una ventaja, SÍ, hasta cierto punto, pero triste, a la vez y un peligro porque al creerse intocables hace que se comentan errores, mismos que terminamos pagando todos.

Por último, sería la explicación si se quiere sociológica de por qué, a pesar de que la percepción económica es 65.6 negativo y de seguridad 74.2 en la misma situación, e incluso la corrupción, la gente aún con una percepción negativa aún prefiere esta gestión y muestra si se quiere la fuerza del liderazgo del presidente Abinader, la gente culpa a la pandemia, a la inflación internacional, a la guerra, a quien sea o lo que sea, menos al gobierno, si lo comparamos con Hipólito que se vio sumergido en una crisis bancaria que lo arrasó todo, misma que no fue creada por esa gestión, sin embargo pagaron el precio, al no poder sortear con igual éxito la opinión pública y el sentimiento nacional, el milagro que ha logrado Luis Abinader.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *