Calentamiento global: ¿estamos comprometidos a cambiar antes que lo haga el clima?

El Climate Clock (Reloj Climático) Fuente Externa

Desde el comienzo hay algo que está claro y es que la lucha contra el cambio climático es una responsabilidad colectiva.

Repetidas son las veces que hemos escuchado la expresión “cambio climático”, sin dimensionar del todo el significado que hay detrás y sus consecuencias. El concepto y la dimensión de lo que implica este término comenzó a principios del siglo XIX y desde entonces el camino aun sigue siendo arduo para reducir el impacto del calentamiento global. Actualmente, la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera ha aumentado a más de 415 partes por millón, mientras que, en 1960, el número rondaba las 317 ppm.

Desde el comienzo hay algo que está claro y es que la lucha contra el cambio climático es una responsabilidad colectiva. Las empresas y sus responsables debemos tomar medidas para mejorar la sostenibilidad de las organizaciones, y esforzarnos por aprender de aquellas que encuentran formas nuevas e innovadoras

Tal es así que, desde Nespresso tenemos la mirada en un enfoque resiliente que es bueno para los negocios, las personas y el planeta, dándole una nueva vida al aluminio y al café molido usado en nuestras cápsulas. Pero, ¿cómo logramos esto? A través de prácticas de cultivo de café sostenible fomentadas en programas como el Programa AAA Sustainable Quality™, estamos apoyando a los agricultores a reducir el impacto ambiental del cultivo de café y salvaguardar sus tierras para el futuro.

 

Los productores de café reciben capacitación y asistencia técnica que fomentan la adopción de buenas prácticas agrícolas. Estos incluyen orientación sobre el uso de la cantidad adecuada de fertilizante y la gestión de las aguas residuales después de la molienda. Además, promovemos la biodiversidad y ecosistemas saludables a través de la agroforestería, que mejora aún más la calidad del suelo, regula las temperaturas y protege contra la erosión del suelo.

 

Además, desde comienzos de este año, Nespresso se unió a un grupo de empresas pioneras en su compromiso, yendo más allá de la sustentabilidad y equilibrando el propósito con las ganancias, obteniendo la certificación como Empresa B. El proceso evalúa el desempeño que exige altos estándares en cinco áreas: Gobernanza, Trabajadores, Comunidad, Medio Ambiente y Clientes, para equilibrar el propósito y las ganancias.

 

Ser Empresa B es más que una certificación, es un movimiento. Para Nespresso, la certificación como Empresa B reflejó 30 años de compromiso con la sustentabilidad, brindando un punto de referencia a través del cual podemos medir nuestras acciones, destacando nuestras debilidades, así como nuestras fortalezas, y una hoja de ruta a través de la cual podemos mejorar y acelerar nuestras acciones. Inspirándonos a ir más allá, a hacer más y a escalar nuestro impacto.

Debemos esforzarnos continuamente por mejorar nuestro impacto en el mundo, estableciendo objetivos ambiciosos pero alcanzables. La hoja de ruta que trazan las empresas debe tener en cuenta la complejidad de la cadena de valor para garantizar que son capaces de alcanzar la ambición de sus objetivos.

 

Marketing Manager de Nespresso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *